EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La Cámara de Comercio Europea destaca en un informe la incertidumbre de los empresarios con China

Exterior de un centro comercial en Pekín
Exterior de un centro comercial en Pekín Derechos de autor Andy Wong/AP
Derechos de autor Andy Wong/AP
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El organismo ha presentado un informe en Pekín pidiendo a las autoridades que defina su posición: aumento regulativo o interés por un beneficio mutuo.

PUBLICIDAD

La frustración de los empresarios europeos con China vuelven a hacerse notar ante la incertidmbre sobre las reglas comerciales bilaterales. 

Un informe de la Cámara de Comercio Europea en China asegura que las nuevas regulaciones de seguridad nacional están dificultando a las compañías extranjeras operar libremente en el país. En una reunión con delegados chinos en Pekín, el organismo se ha quejado de las señales contradictorias de las autoridades.

El doble mensaje chino

"No puedes tener las dos cosas. ¿Cuál es?", comentaba el presidente de la Cámara Jens Eskelund. "¿Es el enfoque en grados cada vez más altos de seguridad nacional, el endurecimiento de los regímenes reguladores, el enfoque en la autosuficiencia que tuvimos que asumir a expensas de las empresas extranjeras, o es este compromiso firme y continuado con la reforma y la apertura? Nuestra pregunta es qué tipo de relación es".

Una inquietud de la que se hacía eco la comisaria de Transparencia Vera Jourova en una reunión también en Pekín el pasado lunes.

La tensión por los coches eléctricos chinos

La tensión también aumenta tras la apertura de una investigación de la Unión Europea sobre la venta de vehículos chinos en Europa. Pekín rechaza las acusaciones de Bruselas de ofrecer subvenciones injustas.

"Las medidas adoptadas por la UE violan los principios de la economía de mercado y las normas del comercio internacional", acusaba la portavoz del ministerio de Exteriores chino Mao Ning. "No favorecen la estabilidad de la cadena de suministro mundial de la industria automovilística y no benefician a nadie, incluida la UE. La UE debería escuchar atentamente las voces de la industria y proporcionar un entorno de mercado justo, no discriminatorio y predecible para las empresas extranjeras".

Amba partes señalan, sin embargo, que desean establecer unas relaciones comerciales igualitarias y mutuamente beneficiosas. El desequilibrio en este sentido constituye una preocupación fundamental para las empresa europeas, que, como señala la cámara, se está convirtiendo en un problema político.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La UE busca lazos comerciales más equilibrados con China

El endeudado gigante chino Evergrande niega estar en bancarrota

Los familiares de las víctimas de accidentes de Boeing exigen cargos y una multimillonaria multa