Bruselas examina más de cerca la apuesta de 13.000 millones de dólares de Microsoft por OpenAI

La Comisión Europea está evaluando si la inversión de 13.000 millones de dólares de Microsoft en OpenAI debe entrar en el ámbito de aplicación de la legislación sobre fusiones del bloque.
La Comisión Europea está evaluando si la inversión de 13.000 millones de dólares de Microsoft en OpenAI debe entrar en el ámbito de aplicación de la legislación sobre fusiones del bloque. Derechos de autor Michael Dwyer/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Por Jorge Liboreiro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La Comisión Europea anunció el martes que comprobará si la inversión de Microsoft en OpenAI entra en el ámbito de aplicación de las leyes sobre fusiones del bloque.

PUBLICIDAD

Al parecer, el gigante de las grandes tecnologías se ha comprometido a invertir 13.000 millones de dólares (11.800 millones de euros) en la próspera start-up responsable de ChatGPT, el chatbot que ha revolucionado el sector y desatado un furor mundial en torno a la inteligencia artificial (IA).

Pero el producto pionero de OpenAI también ha avivado los temores sobre el desarrollo descontrolado de los sistemas basados en IA y la falta de una legislación adecuada para reprimir sus efectos secundarios más perjudiciales, como la suplantación de identidad, los deepfakes, las violaciones de la privacidad, la infracción de los derechos de autor y la difusión de propaganda y desinformación.

La UE se encuentra en la fase final de aprobación de la Ley sobre Inteligencia Artificial, un intento pionero en el mundo de regular exhaustivamente esta tecnología en rápida evolución.

El anuncio del martes, que no está relacionado con la Ley de IA, tiene un enfoque de política de competencia para determinar si la apuesta de Microsoft tiene un tamaño que equivale efectivamente a una adquisición y da a la multinacional el control sobre la start-up.

Como principal responsable de la aplicación de las normas de competencia, la Comisión Europea está facultada para supervisar, aprobar y, en caso necesario, anular las concentraciones empresariales que puedan perjudicar las relaciones económicas en el mercado único.

En caso de que la inversión de Microsoft entre en el ámbito de aplicación del Reglamento de concentraciones de la UE, el gigante tecnológico tendría que presentar una notificación formal al Ejecutivo, paso que pondría en marcha el proceso de investigación.

Además de este caso concreto, la Comisión examinará "algunos de los acuerdos" alcanzados en los últimos años entre grandes empresas tecnológicas y desarrolladores de IA generativa, el tipo de tecnología que produce respuestas automatizadas de texto, visuales y sonoras.

"Los mundos virtuales y la IA generativa se están desarrollando rápidamente. Es fundamental que estos nuevos mercados sigan siendo competitivos y que nada se interponga en el camino de las empresas para crecer y ofrecer los mejores y más innovadores productos a los consumidores", ha asegurado este martes Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva responsable de la política de competencia.

La inversión de Microsoft en OpenAI comenzó en 2019 con 1.000 millones de dólares y fue aumentando con el tiempo. En enero del año pasado, apenas unas semanas después de la aparición en los titulares de ChatGPT, la compañía prometió 10.000 millones adicionales con carácter plurianual.

Microsoft ha hecho de la IA una de sus principales prioridades empresariales y ha integrado esta tecnología altamente adaptable en muchos de sus servicios, incluido el motor de búsqueda Bing.

Como organización de investigación, OpenAI es técnicamente una entidad sin ánimo de lucro. Sin embargo, gestiona una filial de "beneficios limitados" que permite a los inversores ganar hasta 100 veces la cantidad de dinero que han aportado.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Polonia busca la reconcialiación con la UE y desactivar el artículo de suspensión número 7

La UE quiere impulsar sus inversiones y cooperación en la industria de defensa

Todos los países de la UE, salvo Hungría, piden un alto el fuego en Gaza