EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Las acciones de Airbus alcanzan máximos históricos mientras Boeing afronta un duro aterrizaje

Airbus (foto de archivo)
Airbus (foto de archivo) Derechos de autor KAI-UWE KNOTH/AP
Derechos de autor KAI-UWE KNOTH/AP
Por Piero Cingari
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La eterna máxima latina "mors tua vita mea" -tu muerte es mi vida- resuena profundamente en la actual batalla por la supremacía dentro del duopolio de la fabricación aeronáutica.

PUBLICIDAD

La eterna máxima latina "mors tua vita mea" -tu muerte es mi vida- resuena profundamente en la actual batalla por la supremacía dentro del duopolio de la fabricación aeronáutica.

El martes 9 de enero de 2023, el fabricante aeronáutico francés Airbus SE consiguióun hito extraordinario al alcanzar sus acciones un máximo histórico de 145 euros. Este notable logro siguió a la drástica caída del 8% de Boeing apenas un día antes, lo que supuso el descenso más significativo de la empresa estadounidense en un solo día desde octubre de 2022.

Mientras Airbus apunta a cotas sin precedentes en el mercado bursátil, su homóloga estadounidense Boeing lidia con graves problemas de seguridad que se ciernen sobre su reputación.

Turbulencias en Boeing: Problemas de seguridad e inmovilizaciones en tierra

Boeing se enfrenta a importantes retos con la inmovilización de 171 de sus aviones 737-MAX 9 por parte de la Administración Federal de Aviación tras un inquietante incidente en un vuelo de Alaska Airlines. Poco después del despegue, el vuelo fue testigo de la expulsión inesperada de un tapón de la puerta de mitad de cabina. Afortunadamente, el avión realizó un aterrizaje de emergencia sin que se registraran heridos.

La decisión de la FAA fue rápidamente secundada por los reguladores europeos, lo que amplificó el impacto sobre Boeing. La inmovilización recuerda a una crisis similar que se produjo hace cuatro años, cuando el 737 MAX fue suspendido en todo el mundo tras dos accidentes mortales, atribuidos posteriormente a fallos en el software de control de vuelo.

Bank of America emitió una nota de cautela esta semana, expresando serias preocupaciones sobre un avión entregado tan recientemente como el 31 de octubre de 2023, y subrayando que Boeing debe navegar por esta zona de riesgo reputacional con la máxima precaución. Los analistas del banco han advertido de que la persistencia de los problemas podría socavar la confianza del público en el 737 MAX y perjudicar potencialmente las ventas.

"El incidente es alarmante, y dejar en tierra una flota de este tipo de avión plantea dudas sobre qué medidas correctivas serán necesarias y cuánto tiempo tardarán en llevarse a cabo", señaló Goldman Sachs en un comunicado separado. "Cualquier problema de control de calidad introduce un riesgo para la producción y el calendario de entregas", añadieron los analistas.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, mencionó que Boeing "necesita mejorar significativamente el control de calidad" mientras se esfuerzan por recuperar los retrasos en la producción.

"El 737 está bien, pero no necesita este tipo de problemas de reputación a corto plazo", dijo O'Leary en una entrevista con el Financial Times. También expresó su preocupación por que el tráfico y los beneficios de su aerolínea se vieran afectados por el incidente. Ryanair, uno de los principales clientes de Boeing y la primera aerolínea europea por número de pasajeros, utiliza exclusivamente Boeing 737 en su flota principal.

El ascenso de Airbus: Cerrar acuerdos y ampliar horizontes

Según informaciones de fuentes internas del sector, citadas por Reuters el lunes, Airbus está a punto de cerrar un importante contrato con Delta Air Lines, una de las principales compañías aéreas de Estados Unidos. El acuerdo propuesto podría incluir docenas de reactores, entre ellos aviones A350-1000 adicionales, y está llamado a desempeñar un papel fundamental en los esfuerzos de expansión estratégica de Airbus, especialmente en la región Asia-Pacífico. El esperado anuncio oficial podría producirse este mismo viernes.

En otro triunfo de Airbus, la compañía se ha asegurado recientemente un importante pedido de la taiwanesa EVA Air. El pedido incluye 18 aviones A350-1000 de largo alcance y 15 A321neo de pasillo único, según se anunció el martes en un comunicado.

En la actualidad, Boeing mantiene una valoración de mercado superior, con 126.000 millones de euros, frente a los 113.000 millones de Airbus. El año pasado, Boeing generó unos ingresos de 71.600 millones de euros, superando los 63.200 millones de Airbus.

Sin embargo, las tornas pueden cambiar pronto a favor de Airbus, ya que la reputación de Boeing puede sufrir un duro golpe debido a los recientes acontecimientos. Esto podría dar lugar a que Airbus supere a su homólogo estadounidense en las próximas semanas.

Todas las miradas están puestas ahora en el 31 de enero de 2024, cuando Boeing tiene previsto presentar sus resultados del cuarto trimestre de 2023. Es probable que la dirección ofrezca más información sobre los retos económicos y los posibles contratiempos a los que Boeing podría enfrentarse tras el incidente. Airbus, por su parte, presentará sus resultados el 15 de febrero de 2024.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Se estrella un avión de pasajeros en Afganistán

¿Son seguros los aviones Boeing 737? Flota en tierra tras la explosión de una parte del fuselaje de un avión de Alaska Airlines

Los Países Bajos apuestan por conseguir energía bajo el mar: Innovación en energía mareomotriz