Francia y Alemania lanzan un fondo conjunto para identificar la procedencia de los objetos africanos de los museos

Un visitante observa estatuas reales de madera del reino de Dahomey, en el actual Benín, fechadas en el siglo XIX, en el museo Quai Branly de París en 2018.
Un visitante observa estatuas reales de madera del reino de Dahomey, en el actual Benín, fechadas en el siglo XIX, en el museo Quai Branly de París en 2018. Derechos de autor AP Photo
Por Anca Ulea
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El fondo, dotado con 2,1 millones de euros, financiará durante tres años una investigación para determinar si los objetos africanos conservados en museos nacionales franceses y alemanes fueron obtenidos de forma justa.

PUBLICIDAD

Mientras el movimiento de "descolonización" de los museos gana terreno en Europa, Francia y Alemania han lanzado un fondo de investigación de 2,1 millones de euros para hallar la procedencia de los objetos culturales africanos de sus instituciones nacionales.

Este pretende financiar proyectos de investigación centrados en objetos culturales procedentes de cualquier lugar del África subsahariana. Se dará prioridad a las antiguas colonias francesas y alemanas, como Camerún y Togo (colonizadas tanto por Francia como por Alemania).

Cada país aportará 360.000 euros anuales al fondo trienal, que funcionará en función de la demanda de proyectos. La iniciativa fue anunciada por los Ministerios de Cultura de Francia y Alemania a principios de este mes. Los formularios de presentación de los proyectos elegibles estarán disponibles en línea esta semana hasta el 30 de abril.

El Centro Marc Bloch, centro franco-alemán de investigación en ciencias sociales y humanidades de Berlín, gestionará el desembolso de los fondos.

"El primer año será experimental", dijo Julie Sissia, responsable del proyecto científico del fondo e investigadora del Centro Marc Bloch. "Hemos puesto el menor número posible de restricciones presupuestarias y temáticas a los criterios de elegibilidad para mantenerlo lo más abierto posible", aseguró.

Para optar a la financiación, los proyectos deben contar con un equipo institucional germano-francés, deben tener una estrecha relación con un socio en África y su ámbito debe incluir tanto la investigación museística como la académica, explicó Sissia.

"Queremos ver cómo, desde una perspectiva germano-francesa, pueden surgir nuevos equipos, nuevos métodos a partir de ese formato". declaró Sissia a Euronews Culture.

Según Sissia, se trata del primer fondo dedicado a la cooperación internacional en la investigación de la procedencia, un gran paso hacia una colaboración a escala europea en este tema tan candente.

"Esta iniciativa muestra una buena colaboración germano-francesa en el ámbito cultural, y también tiene el aspecto de un proyecto piloto, porque tanto el Ministerio de Cultura alemán como el francés han estado pensando en abrir esta colaboración a nivel europeo una vez concluida la fase experimental de tres años", afirmó Sissia.

Esculturas conocidas como bronces de Benín en el Museo Linden en Stuttgart, Alemania, en 2022.
Esculturas conocidas como bronces de Benín en el Museo Linden en Stuttgart, Alemania, en 2022.Bernd Weissbrod/dpa via AP Photo

Un compromiso creciente con la restitución en toda Europa

Los museos de Europa y Norteamérica se enfrentan a crecientes llamamientos para que reconsideren sus planteamientos sobre los objetos culturales indígenas y coloniales que poseen. Recientemente, el Museo Americano de Historia Natural de Estados Unidosanunció el cierre de dos grandes salas en las que se exponían objetos de los indios americanos, después de que una nueva normativa federal exigiera a los museos obtener el consentimiento de las tribus antes de exponer o investigar sus objetos culturales.

Tanto Francia como Alemania han estado trabajando en la búsqueda de un marco para la restitución de objetos africanos, una cuestión que se ha convertido en una nueva prioridad para los responsables políticos nacionales.

En Francia, el impulso se produjo tras un discurso pronunciado en 2017 por el presidente Emmanuel Macron, en el que prometió reconstruir las tensas relaciones con las antiguas colonias francesas en el África subsahariana. Dijo que la devolución o el préstamo de artefactos africanos conservados en instituciones culturales francesas sería una "prioridad absoluta" para su administración.

"El patrimonio africano no puede ser prisionero de los museos europeos", señaló Macron en una publicación en X, antigua Twitter, tras su viaje a Burkina Faso, Ghana y Costa de Marfil. Francia entregó de vuelta 26 artefactos a Benín en 2021, pero los esfuerzos de restitución se han estancado en los últimos años, ya que una ley para establecer un marco para la devolución de artefactos africanos se topó con un obstáculo en el Parlamento a finales del año pasado.

Alemania también ha avanzado en esta cuestión, firmando un acuerdo para devolver cientos de objetos conocidos como los bronces de Benín, que fueron saqueados por primera vez por una expedición colonial británica. Hasta ahora, Berlín ha devuelto a Nigeria una veintena de bronces, que antes se exhibían en museos nacionales alemanes. Su colección nacional posee uno de los mayores números de objetos africanos del mundo.

Sissia afirmó que el nuevo fondo franco-alemán permitirá también realizar nuevas investigaciones sobre la circulación de objetos culturales procedentes de África, arrojando luz sobre cómo los objetos cruzaron las fronteras a través de marchantes de arte e instituciones culturales internacionales.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

"Las obras de arte no son culpables": Un museo suizo expone una polémica colección de la época nazi

Un cuadro de 300 años robado durante la II Guerra Mundial vuelve a un museo alemán

Multitudinaria fiesta de carnaval en las calles de Basilea