EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El secretario de Estado de Cultura de Italia niega las acusaciones por presunto robo de un cuadro

Vittorio Sgarbi grita mientras discute con otros legisladores durante un debate sobre Justicia en el Parlamento italiano en 2020. Más tarde fue sacado a hombros de la Cámara de Diputados.
Vittorio Sgarbi grita mientras discute con otros legisladores durante un debate sobre Justicia en el Parlamento italiano en 2020. Más tarde fue sacado a hombros de la Cámara de Diputados. Derechos de autor Roberto Monaldo/LaPresse via AP
Derechos de autor Roberto Monaldo/LaPresse via AP
Por Anca Ulea
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Vittorio Sgarbi, crítico de arte, está siendo investigado por presunto robo de una obra renacentista de un castillo de Piamonte y su posterior modificación para ocultar su procedencia en una exposición.

PUBLICIDAD

Vittorio Sgarbi, reputado crítico de arte y secretario de Estado de Cultura de Italia, ha sido imputado por el presunto robo de un cuadro del siglo XVII**.**

La desaparición del lienzo, "La captura de San Pedro" de Rutilio Manetti, obra renacentista con influencias de Caravaggio, fue denunciada en 2013 por el propietario de un castillo de la región septentrional italiana de Piamonte, donde había estado expuesto.

Reapareció en una exposición organizada por Sgarbi en 2021. El cuadro era idéntico al que se había declarado como robado, salvo por una vela añadida en la esquina superior izquierda del lienzo.

Esto llamó la atención sobre el político y despertó el interés de las autoridades y los medios de comunicación italianos. Ahora, la prensa informa de que la fiscalía investiga  si el objeto añadido en el cuadro fue realizado por el propio Sgarbi para ocultar su procedencia.

Sgarbi ha negado rotundamente las acusaciones, afirmando que encontró la obra en una vieja mansión que su madre compró hace décadas, mucho antes de que el cuadro del castillo fuera robado. Afirma que su cuadro es el original y que el robado del castillo era una copia.

Según declaró a El País: "¡No es el mismo cuadro! Además, ninguno de los que me acusan [el periódico Il Fatto Quotidiano y el programa 'Report'] ha visto los cuadros: ni uno ni otro. No pueden escribir artículos acusándome sin haber visto las obras. He encargado a un experto que revise mi obra y se demostrará que la mía es original y que todos los elementos, incluida la vela, forman parte del cuadro."

"Estoy muy tranquilo. Todo es inventado, todo", añadió.

Las acusaciones contra Sgarbi salieron a la luz por primera vez en el programa de televisión "Informe", de la cadena italiana Rai. El propietario del castillo de Buriascodeclaró a los periodistas del programa que el lienzo fue cortado de su marco y sustituido por una fotografía, poco después de que uno de los colaboradores de Sgarbi se ofreciera a comprar la obra.

También afirmaba que otro amigo de Sgarbi había llevado a un restaurador un lienzo dañado que mostraba "La captura de San Pedro" y que, al parecer, tenía la misma forma que el agujero cortado del marco del castillo.

Sgarbi, ministro adjunto del partido Forza Italia de Georgia Meloni, no es ajeno a la polémica. Showman televisivo y cultivado polemista, se hizo viral el año pasado tras enzarzarse en una pelea a puñetazos con el escritor Giampiero Mughini en directo por televisión.

El año anterior, fue expulsado del Parlamento por insultar a gritos a otros diputados y negarse a marcharse por su propia voluntad.

Pero los últimos escándalos han provocado un aumento de las peticiones de dimisión de Sgarbi, a lo que el político se niega rotundamente.

Además del cuadro de Manetti, Sgarbi también está acusado de exportar ilegalmente otra obra del artista francés Valentin de Boulogne, valorada en 5 millones de euros. La policía de Mónaco se incautó del cuadro, que según Sgarbi es una copia y no le pertenece.

También está siendo investigado por la Autoridad Italiana de la Competencia por el supuesto cobro de servicios de consultoría mientras ocupaba un cargo público, acusaciones que se derivan de informes del diario italiano Il Fatto Quotidiano.

Fuentes adicionales • El Pais

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Por qué está Donald Trump obsesionado con Hannibal Lecter?

Una canción de Missy Elliott ha sido enviada al espacio: Breve historia de la música extraterrestre

Detrás de la nueva moda de las vendas en las orejas de los partidarios de Trump