Las grandes empresas se interesan cada vez más por la energía oceánica europea

En colaboración con The European Commission
Las grandes empresas se interesan cada vez más por la energía oceánica europea
Derechos de autor Euronews
Por Denis Loctier
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Para saber más sobre el creciente interés por la energía oceánica, Euronews ha hablado con Rémi Gruet, director general de Ocean Energy Europe.

Europa avanza a pasos agigantados en la generación de energía mareomotriz y undimotriz, un sector en el que es líder mundial en innovación y desarrollo. Las empresas europeas son responsables del 70 por ciento de la capacidad mundial de energía oceánica. Entre los ambiciosos objetivos de la UE figura la creación de parques de energía oceánica capaces de producir 100 megavatios en 2027 y alcanzar la asombrosa cifra de 40 gigavatios en 2050, aproximadamente el 10 por ciento de la demanda eléctrica europea.

Para saber más sobre el creciente interés por la energía oceánica, Euronews ha hablado con Rémi Gruet, director general de Ocean Energy Europe, una organización sin ánimo de lucro que representa a más de 120 entidades del sector, entre ellas grandes empresas de servicios públicos, centrales industriales y destacados institutos de investigación:

En la red eléctrica de Europa se necesitará un abanico diferente de tecnologías. Y las olas y las mareas tienen ventajas diferentes. La mareomotriz, si tiene un poco de almacenamiento, puede generar casi 24 horas al día, 7 días a la semana, sin parar. Las olas, en cambio, producen electricidad mucho tiempo después de que se vaya el viento, porque utilizamos las olas creadas por el viento. Y eso es un complemento muy bueno para la energía eólica.

El año pasado vimos cómo se materializaban por fin muchas ayudas públicas a las mareas y las olas a escala europea a través del Fondo de Innovación y los programas de investigación nacionales. Y en noviembre, durante la conferencia anual del sector, vimos cómo una bandada de inversores volvía al sector por primera vez. Así que hemos visto a empresas muy grandes, eléctricas, petroleras y de gas, queriendo saber más e incluso queriendo invertir directamente en proyectos.

Creo que se debe, por un lado, a que la tecnología ha progresado mucho. Hay más confianza en que podemos utilizar el agua para generar electricidad de forma rentable. Y el segundo punto es Putin: hemos comprendido que la estabilidad de los precios del gas ha desaparecido para siempre. Y no hay seguridad energética sin estabilidad de precios.

Así que esto ha provocado una comprensión renovada de la necesidad de descarbonizar, no sólo por el clima, que ya existía, sino también por la seguridad energética.

Compartir esta noticia