This content is not available in your region

Bruselas desbloqueará "en breve" los fondos de la UE para escuelas y hospitales palestinos

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
Los fondos anuales de la UE ayudan a cubrir los salarios de los profesores palestinos
Los fondos anuales de la UE ayudan a cubrir los salarios de los profesores palestinos   -   Derechos de autor  Majdi Mohammed/AP

Tras meses de desacuerdos interinstitucionales, se espera que la Comisión Europea apruebe en los próximos días un paquete de ayudas bilaterales para los Territorios Palestinos, largamente retrasado.

El avance coincide con una visita de la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, a Israel y Cisjordania como parte de su gira por Oriente Medio.

Una larga disputa entre la Comisión, el Parlamento Europeo y los Estados miembros había bloqueado la entrega del programa de ayuda financiera de 2021 destinado a la Autoridad Palestina. La dotación, valorada en más de 200 millones de euros, sirve para pagar los salarios y las pensiones de algunos funcionarios en Cisjordania, apoyar a los hospitales o proporcionar ayuda a los hogares vulnerables.

"Nuestro objetivo es finalizar el procedimiento en breve y, una vez finalizado, los fondos se liberarán lo antes posible", confirmaba este lunes a Euronews un portavoz de la Comisión. "Las prioridades son los hospitales de Jerusalén Este y las ayudas a las familias palestinas vulnerables. La Unión Europea sigue siendo el mayor donante a Palestina. Hemos movilizado más de 2.000 millones de euros desde 2014".

¿Por qué ese retraso?

El impasse presupuestario se centra en un régimen de condicionalidad introducido por Olivér Várhelyi, el comisario europeo que supervisa las relaciones con los países vecinos de la UE.

Várhelyi había sugerido a las autoridades palestinas que modificaran los libros de texto educativos que se considera contienen mensajes antisemitas y lenguaje incendiario como condición sine qua non para desbloquear los fondos de la Unión.

En verdad, los 27 no proporcionan fondos para diseñar e imprimir libros de texto, pero apoyan los salarios de muchos profesores palestinos que utilizan los materiales en sus aulas.

Las objeciones del comisario se basan en un estudio independiente realizado por el Instituto Georg Eckert que reveló "un panorama complejo": los libros se ajustan a las normas de la UNESCO y tienen un "fuerte enfoque" en los derechos humanos, pero también presentan "narrativas antagónicas" y "representaciones unilaterales" de Israel y sus ciudadanos.

"Los libros de texto en lengua árabe contienen representaciones cargadas de emoción sobre la violencia israelí que tienden a deshumanizar al adversario de esta nacionalidad", señala el informe, acusando en ocasiones a éste de malicia y comportamiento engañoso", señala el informe, publicado el pasado verano.

Várhelyi, que antes de su actual cargo trabajó como diplomático para el Gobierno del primer ministro húngaro Viktor Orbán, introdujo nuevas condiciones para la financiación tras las conclusiones del informe.

Según el funcionario, la Comisión ha intensificado su compromiso con la Autoridad Palestina para abordar lo que denominó "cuestiones muy problemáticas" puestas de manifiesto por el Instituto Georg Eckert.

"La UE no tolera la incitación al odio, la violencia como medio para alcanzar objetivos políticos ni el antisemitismo en todas sus formas. Cualquier material de este tipo no tiene cabida en los libros de texto ni en las aulas", dijo el funcionario el mes pasado en una respuesta escrita al Parlamento Europeo.

Diversidad de opiniones

A pesar de la insistencia de Várhelyi, el régimen de condicionalidad no ha conseguido el respaldo necesario de los Estados miembros, ya que al menos 15 de ellos han expresado su desacuerdo con el retraso en una carta dirigida al propio comisario y obtenida por POLITICO Europe.

Los representantes nacionales son consultados sobre el programa de ayudas de la Comisión y pueden bloquearlo formando una mayoría cualificada (El 55 por ciento de los países de la Unión que representen al menos el 65 por ciento de la población del bloque).

"Está claro que la actual propuesta de la Comisión, que pretende introducir la condicionalidad en el sector de la educación, no cuenta con un amplio apoyo", dice esa carta, que añade que "cuando se sometió a votación, dieciocho Estados miembros votaron en contra o se abstuvieron. Todos esos Estados miembros, y otros, han pedido desde entonces a la Comisión que vuelva a presentar su propuesta original con carácter de urgencia."

En concreto, tres grupos del Parlamento Europeo los –Socialistas y Demócratas, los Verdes y la Izquierda– expresaron su oposición en una carta dirigida a la presidenta Von der Leyen.

"Aunque condenamos en los términos más enérgicos todos los actos de antisemitismo, racismo o incitación a la violencia o al odio en todas sus manifestaciones, también creemos firmemente que cualquier iniciativa y decisión de este tipo –basada en acusaciones injustas– sólo sería contraproducente y crearía tensiones innecesarias entre", hizo saber ese trío, que recordó cómo el estudio concluía que los libros de texto se habían ajustado a las normas de la UNESCO.

"Esta dinámica debe ser fomentada, en lugar de obstaculizada, para asegurar el progreso hacia el objetivo de eliminar el discurso de odio y la incitación en ambos lados del conflicto israelí-palestino", dijeron estos tres grupos políticos.

En el otro lado de esta controversia, un grupo multipartidista de 22 eurodiputados pedía el año pasado que se retuvieran los fondos hasta que las autoridades palestinas sustituyeran los "terribles libros" que, en su opinión, "promueven la incitación generalizada".

"Es imposible imaginar un futuro en el que palestinos e israelíes vivan en paz y seguridad uno al lado del otro mientras se enseñe a los niños palestinos a odiar", escribieron los legisladores.

Aunque el desacuerdo es sobre el tema específico de los libros de texto, a la larga ha acabado obstruyendo la liberación de todo el paquete de ayuda financiera, incluidos los fondos para la asistencia sanitaria.

El Consejo Noruego para los Refugiados ha criticado duramente el retraso, afirmando que la suspensión está "paralizando" servicios críticos con "consecuencias nefastas" para los pacientes que necesitan tratamiento.

Antes de la visita de Von der Leyen, las autoridades palestinas han expresado su esperanza de que los fondos se aprueben sin condiciones. Un portavoz de la Comisión declinó comentar si la presidenta hará algún tipo de anuncio durante su viaje.