This content is not available in your region

República Checa ultima el inicio de su presidencia del Consejo Europeo con varios retos a la vista

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
República Checa inicia su mandato en el Consejo Europeo el 1 de julio
República Checa inicia su mandato en el Consejo Europeo el 1 de julio   -   Derechos de autor  DOMINIQUE FAGET/AFP

Ucrania estará en el centro de la agenda de la presidencia checa de la Unión Europea. Praga toma el relevo de la presidencia de turno de Francia el próximo 1 de julio, lamentablemente a la sombra de la guerra.

La prioridad fundamental de la nueva presidencia no es otra que mitigar los efectos de la oleada de refugiados procedentes de la zona de conficto, así como la de ayudar a la reconstrucción de Ucrania una vez la guerra llegue a su fin. Los checos también están organizando ya una reunión de líderes con el presidente Volodímir Zelenski.

"Europa y el mundo entero están experimentando cambios fundamentales", recordaba el primer ministro de República Checa, Petr Fiala, "ya que la invasión rusa de Ucrania ha sacudido todas nuestras certezas. Ha puesto de manifiesto la debilidad de la arquitectura de seguridad europea, que tendremos que abordar de una manera nueva y sobre todo activa, y no sólo como observadores que dependen de otros".

Europa y el mundo entero están experimentando cambios fundamentales, ya que la invasión rusa de Ucrania ha sacudido todas nuestras certezas
Petr Fiala
Primer ministro de República Checa

Otra de las prioridades de la nueva presidencia es la de reducir la dependencia de Europa de la energía rusa. En junio, la Unión luchó por imponer un embargo de petróleo a Rusia. Ahora, que el bloque siga o no adelante con la prohibición de las importaciones de gas dependerá sobre todo del comportamiento de Rusia y de la postura de los Estados miembros más importantes.

Jiří Pehe, analista político, aclara a Euronews que "si la guerra continúa y Rusia sigue atacando más territorio ucraniano de lo que ha hecho hasta ahora, entonces, por supuesto, sería necesario adoptar otras sanciones. Si esas sanciones contendrían o no el corte del suministro de gas es una gran pregunta. En realidad, esto es algo que no depende totalmente de la República Checa, aunque esta sí depende en gran medida del gas ruso. Hay otros países europeos, grandes países, que dependen también en gran medida del gas ruso. Así que supongo que la República Checa podría, digamos, liderar esa postura", piensa Pehe.

La presidencia checa quiere también reforzar la resistencia de las economías europeas y ayudar a las industrias clave. Otra prioridad es el fortalecimiento de la democracia en la Unión Europea, donde la presidencia destaca tanto la financiación de los partidos como el pluralismo de los medios de comunicación.