This content is not available in your region

La nueva apuesta de la UE para reducir el coste de la factura de la luz

Access to the comments Comentarios
Por Jorge Liboreiro
euronews_icons_loading
Los ministros de Energía europeos debatirán soluciones el viernes.
Los ministros de Energía europeos debatirán soluciones el viernes.   -   Derechos de autor  Euronews.

La Unión Europea está a punto de llegar a un consenso sobre cómo hacer frente a la subida de las facturas de electricidad, que está sometiendo a hogares y empresas a una presión insoportable.

La última propuesta de Bruselas sugiere que el bloque podría introducir un límite de precios para los llamados generadores inframarginales.

¿Qué significa esto?

El mercado eléctrico liberalizado de la UE se basa en el orden de mérito, también conocido como precio marginal. Con este sistema, todos los productores de electricidad -desde la eólica y la solar hasta los combustibles fósiles- venden la energía en función de sus costes de producción y necesidades de inversión. La puja empieza por las fuentes más baratas -las renovables- y termina con las más caras -en este caso, el gas-.

Dado que la mayoría de los países de la UE siguen dependiendo del gas para satisfacer toda su demanda de energía, el precio final de la electricidad lo fija inevitablemente el gas, aunque las fuentes verdes también contribuyan al mix total.

Con la invasión rusa de Ucrania, que interrumpe el suministro de energía, y las altas temperaturas estivales, que aumentan la demanda de refrigeración, el impacto del gas en la fijación de los precios se ha vuelto excesivo, elevando las facturas a niveles imprevisibles.

A su vez, ha supuesto un aumento de los ingresos para los generadores inframarginales: las centrales eléctricas que no son de gas, incluidas las renovables, la nuclear y el lignito, que venden la electricidad a un precio de mercado elevado a pesar de tener unos costes de producción significativamente inferiores.

Aquí es exactamente donde entra en juego la última propuesta de la UE: un límite de precios para los generadores inframarginales que captaría parcialmente estos ingresos extra y los convertiría en fondos adicionales para los gobiernos.

Los Estados miembros estarían entonces obligados a utilizar el dinero para ayudar a los consumidores, y posiblemente a las empresas, que se hayan visto afectadas por el aumento de precios. Pero la medida, que muchas capitales ya apoyan, no está exenta de riesgos.

Vea el vídeo  para saber más sobre el límite de la UE a los precios inframarginales.