EventsEventosPodcast
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Impacto "limitado" del colapso de SVB en la UE, ha asegurado McGuiness

La comisaria europea de Servicios Financieros, Mairead McGuinness, durante su intervención.
La comisaria europea de Servicios Financieros, Mairead McGuinness, durante su intervención. Derechos de autor European Union, 2023.
Derechos de autor European Union, 2023.
Por Jorge LiboreiroStefan Grobe
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La comisaria ha explicado que la Comisión Europea sigue de cerca la situación.

PUBLICIDAD

La quiebra del Silicon Valley Bank parece tener un impacto "limitado" en la Unión Europea, pero las autoridades deben "permanecer alerta" ante los que está sucediendo en los mercados internacionales, ha asegurado Mairead McGuinness, comisaria europea de Servicios Financieros.

"Estamos siguiendo de cerca la situación en Estados Unidos", ha apuntado McGuinness el miércoles ante el Parlamento Europeo. "El impacto directo en la Unión Europea parece limitado, pero debemos reflexionar sobre si hay lecciones que aprender para el sector bancario de la Unión Europea", ha defendido la comisaria.

McGuinness, sin embargo, ha advertido de los peligros que plantea una inflación exageradamente alta, que ha llevado a los bancos centrales de todo el mundo a subir los tipos de interés a un ritmo inusualmente agresivo.

"Tenemos que mantenernos alerta ante este nuevo entorno. El aumento de la inflación y de los tipos de interés plantea retos diferentes a la estabilidad financiera", ha afirmado McGuinness. "El problema de las pérdidas no realizadas en la cartera de bonos del Silicon Valley Bank es un ejemplo de ello", ha dicho.

Sus palabras llegan mientras las acciones de los bancos europeos se ven afectadas por las turbulencias, desplomándose hasta un 10% el miércoles, reflejo de la creciente ansiedad entre los inversores tras el colapso de dos bancos estadounidenses de tamaño medio, Silicon Valley Bank y Signature Bank, durante el fin de semana.

Société Générale y BNP Paribas en Francia, Deutsche Bank en Alemania y Barclays en el Reino Unido se han visto afectados. Pero el que lo ha notado más ha sido Credit Suisse, con sus acciones desplomándose hasta mínimos históricos durante la negociación.

El auditor del banco, PwC, dijo el martes que había identificado "debilidades materiales" en los controles internos, una evaluación que llevó al Saudi National Bank, el mayor accionista del banco suizo, a descartar una ayuda financiera adicional a la entidad. 

"La respuesta es absolutamente no", dijo Ammar Abdul Wahed Al Khudairy, presidente del Saudi National Bank, a Bloomberg TV. "Ahora poseemos el 9,8% del banco. Si superamos el 10%, entrarán en vigor todo tipo de nuevas normas, ya sea por parte de nuestro regulador, del regulador europeo o del regulador suizo, y no estamos dispuestos a entrar en un nuevo régimen regulador", ha detallado.

Las palabras han tenido un efecto inmediato en las acciones de Credit Suisse, segundo banco suizo, y han desencadenado un efecto contagio en otros bancos europeos.

Durante su intervención ante los eurodiputados en Estrasburgo, la comisaria McGuinness ha tratado de tranquilizar a los ciudadanos apuntando que el sistema bancario de la UE está "en general en buena forma" tras haber reforzado su resistencia desde el colapso financiero de 2008.

McGuinness ha elogiado a las autoridades estadounidenses por haber actuado de forma "rápida y decisiva" en la gestión de la quiebra del SVB, pero ha hecho hincapié en la situación legislativa del otro lado del Atlántico y ha afirmado que los bancos estadounidenses están sujetos a normas de liquidez "más ligeras" que sus homólogos europeos.

También ha señalado que una entidad como Silicon Valley Bank, que a finales de 2022 tenía más de 200.000 millones de dólares en activos, habría sido considerada un "gran banco" según los estándares de la UE.

"Silicon Valley Bank tiene una presencia muy limitada en la Unión Europea y estamos en contacto con las autoridades supervisoras pertinentes", ha dicho McGuinness, refiriéndose a Alemania, Dinamarca y Suecia.

"La situación aún se está desarrollando y tiene muchas peculiaridades", ha señalado. "No hay paralelismos inmediatos con los bancos de la UE".

McGuinness ha instado a los legisladores a extraer lecciones de los acontecimientos de esta semana y situarlos en el contexto de los cambios más amplios que se están produciendo en el sector financiero como consecuencia de la invasión rusa de Ucrania, la crisis energética, la inflación disparada y los tipos de interés más altos.

"Todo ello confirma que necesitamos unas herramientas de gestión de crisis más eficaces para el sector bancario, a fin de proteger la confianza de los depositantes, la estabilidad financiera y a los contribuyentes", ha declarado la comisaria.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

The Cube | El juego político de culpas de Silicon Valley Bank

Los analistas esperan que se contengan los daños de la quiebra del Silicon Valley Bank

La Unión Europea debe estar mejor preparada para hacer frente a las inundaciones