EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Von der Leyen responde a Hungría y Polonia: La reforma migratoria se hará por "mayoría cualificada"

Ursula von der Leyen
Ursula von der Leyen Derechos de autor JAVIER SORIANO/AFP or licensors
Derechos de autor JAVIER SORIANO/AFP or licensors
Por Jorge Liboreiro & Aida Sanchez Alonso
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La Unión Europea está reformando las normas comunes que rigen la acogida y reubicación de los solicitantes de asilo. ¿Podrá España usar su influencia politica al frente de la presidencia del Consejo para lograrlo?

PUBLICIDAD

La Unión Europea está reformando las normas comunes que rigen la acogida y reubicación de los solicitantes de asilo.

Ursula von der Leyen dejó claro el lunes a Polonia y Hungría que las decisiones sobre la política migratoria del bloque deben tomarse por mayoría cualificada, pocos días después de que ambos países protestaran por una propuesta de reforma y exigir el voto por unanimidad.

"Eso es lo que dicen los Tratados y eso es lo que hemos cumplido", declaró la Presidenta de la Comisión Europea durante una visita oficial a Madrid.

La disputa comenzó el mes pasado, cuando los ministros de Interior alcanzaron un acuerdo provisional sobre una propuesta de reglamento para establecer un nuevo sistema de "solidaridad obligatoria", que daría a los Estados miembros tres opciones para gestionar las nuevas llegadas: aceptar un número determinado de solicitantes de asilo en su territorio, pagar 20.000 euros por cada solicitante rechazado o financiar ayudas operativas, como infraestructuras y transporte.

El acuerdo fue acogido como un gran avance por la mayoría de los líderes europeos, pero se encontró de inmediato con la feroz oposición de Hungría y Polonia, dos países que desde hace tiempo mantienen posturas muy duras en el tema de la migración.

A Hungría y Polonia les molesta que el acuerdo se haya alcanzado por mayoría cualificada -al menos 15 Estados miembros que representen al 65% de la población de la UE- y no por unanimidad, que permite ejercer el derecho de veto.

En reacción a lo que han calificado de decisión "golpista", los gobiernos de Viktor Orbán y Mateusz Morawiecki exigen que cualquier nuevo paso en la reforma migratoria se dé por "consenso" y sólo sobre una "base voluntaria".

Pero von der Leyen rechazó la petición el lunes, apelando a las normas de votación establecidas por los tratados fundacionales.

"El pacto para la migración y el asilo: las primeras partes importantes se han decidido como quiere el Tratado (de la UE) que hagamos, en votación por mayoría cualificada, y eso vale para todos los demás paquetes", dijo la Presidenta de la Comisión Europea, refiriéndose a la revisión en varias partes que ha propuesto su ejecutivo.

Von der Leyen señaló que la UE se encuentra en un "punto crucial" y que el cambio de ambiente ha acercado más que nunca la reforma migratoria.

"Queremos avanzar juntos", dijo.

Sus declaraciones se produjeron durante un viaje a Madrid con motivo del inicio de la Presidencia semestral española del Consejo de la UE. A su lado, el Presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se hizo eco de las palabras de la Presidenta de la Comisión Europea.

"Está en los Tratados. No hay mayor legitimidad política que el cumplimiento de los tratados", dijo Sánchez al ser preguntado por la posición húngaro-polaca.

"Efectivamente, hay una posibilidad de avanzar en expedientes que llevan mucho tiempo guardados en el cajón y que, ahora mismo, tenemos posibilidades reales de cerrar".

El líder español pidió un "enfoque constructivo" en las negociaciones entre el Consejo y el Parlamento Europeo para lograr un acuerdo final que "sea positivo para todos" y logre un "equilibrio" entre responsabilidad y solidaridad.

Sánchez afirmó que cerrar el acuerdo durante la Presidencia española sería "muy importante" y "simbólico" dado el papel de España como país de primera línea y su experiencia de primera mano en crisis migratorias pasadas.

"Lo más importante es no olvidar que el reto de la inmigración irregular nos debe llevar a una respuesta común, una respuesta europea, no una respuesta que sea un agregado de realidades nacionales", dijo Sánchez.

"También tenemos que superar este dilema".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La Unión Europea y Nueva Zelanda impulsan sus relaciones comerciales con un nuevo acuerdo

Semana Europea: Empieza la presidencia española del Consejo de la UE

El canciller alemán Scholz visitó a los afectados por las inundaciones, cancelando su agenda europea