EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La nueva ronda de sanciones de la UE contra Rusia se centra en la importación de diamantes, hasta ahora intocables

Rusia es el mayor productor mundial de diamantes en bruto, una posición que ha alimentado durante meses las peticiones de sanciones.
Rusia es el mayor productor mundial de diamantes en bruto, una posición que ha alimentado durante meses las peticiones de sanciones. Derechos de autor YURI KADOBNOV/AFP or licensors
Derechos de autor YURI KADOBNOV/AFP or licensors
Por Jorge Liboreiro
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La Comisión Europea ha enviado a los Estados miembros una propuesta oficial para una nueva ronda de sanciones contra Rusia, dirigidas a las importaciones de diamantes.

PUBLICIDAD

La propuesta, firmada también por el Alto Representante, Josep Borrell, se distribuyó entre los países europeos el martes por la noche tras varias semanas de consultas para ver qué opinaban las capitales.

Incluye "nuevas prohibiciones de importación y exportación, acciones para reforzar el tope del precio del petróleo y duras medidas contra las empresas de terceros países que eludan las sanciones", ha explicado a Euronews una portavoz de la Comisión Europea.

"El paquete también pretende recortar los ingresos existentes que Rusia obtiene de la exportación de diamantes a Europa y sus socios. Esto se está haciendo en muy estrecha colaboración con nuestros socios del G7", ha detallado.

Uno de los productos que sufrirá las prohibiciones es el gas licuado de petróleo (GLP), un tipo de combustible utilizado para calefacción, cocina y transporte, según una fuente europea.

Las sanciones se someterán ahora a negociaciones entre los 27 Estados miembros y requieren unanimidad para ser aprobadas. Si finalmente reciben la luz verde, supondrán la duodécima serie de sanciones impuestas a Rusia por la invasión a gran escala de Ucrania.

Las negociaciones se prevén complicadas, ya que cada nueva ronda de sanciones es más difícil de cerrar. El paquete anterior, dirigido contra empresas con sede en China sospechosas de elusión, tardó más de un mes en concluirse.

La última propuesta continúa la ardua batalla para acabar con quienes se cree que ayudan al Kremlin a evitar las múltiples restricciones. Algo que se ha vuelto difícil de abordar a medida que aumenta el número de restricciones.

Pero el tema principal del 12º paquete será sin duda los diamantes. Rusia es el mayor productor mundial de diamantes por volumen, con más del 90% de su negocio controlado por una sola empresa, Alrosa. En 2021, el año anterior al inicio de la guerra, el país exportó diamantes en bruto por valor de unos 4.000 millones de dólares (3.770 millones de euros), cantidad que sólo disminuyó ligeramente en 2022 debido a la ausencia de sanciones.

Esta omisión ha sido denunciada en repetidas ocasiones por las autoridades de Kiev y los países de Europa del Este, que quieren privar al atacante de la mayor cantidad posible de ingresos.

El carácter secreto de la industria del diamante se alude comoprincipal razón del retraso. Los diamantes pasan por múltiples manos hasta llegar al cliente final. Por ejemplo: Los diamantes rusos en bruto suelen tallarse y pulirse en la India y luego se comercializan en Amberes (Bélgica), desde donde se envían a otros mercados del mundo, como Estados Unidos, Hong Kong y los Emiratos Árabes Unidos.

Esto significa que lo más probable es que un minorista no pueda precisar el origen exacto de un diamante concreto, lo que dificulta la separación de las exportaciones rusas y no rusas.

Conscientes de ello, la UE y el G7 han estado trabajando en un sistema internacional de trazabilidad que permita rastrear los diamantes a lo largo de toda la cadena de suministro, desde las minas hasta los escaparates. En los últimos meses se han barajado varias ideas, entre ellas un método basado en blockchain propuesto por el Gobierno de Bélgica, interesado en preservar la posición de liderazgo de Amberes en el sector del diamante.

El mes pasado, durante una visita sorpresa del presidente Volodímir Zelenski, el primer ministro belga Alexander De Croo prometió eliminar los "diamantes de sangre rusos" de los mercados minoristas europeos.

"Ha llevado algún tiempo porque queremos evitar que se eludan las prohibiciones sobre los diamantes", declaró De Croo. "Si sólo se hace en el mercado mayorista, se comercializarán en otros centros de diamantes del mundo y nosotros seguiremos teniéndolos en nuestras tiendas. No supondrá ninguna diferencia para Rusia".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Amberes, clave para las nuevas sanciones contra los diamantes rusos

Condenada a 7 años de cárcel la artista que denunció la invasión rusa de Ucrania

"Estamos muy cerca de sancionar los diamantes rusos", dice el primer ministro belga tras la visita de Zelenski