En un discurso ante los eurodiputados, el Presidente de Kenia aboga por una relación "recíproca" entre África y Europa

El Presidente de Kenia, William Ruto, instó a Europa a mejorar las duras condiciones de financiación a las que se enfrentan los países africanos.
El Presidente de Kenia, William Ruto, instó a Europa a mejorar las duras condiciones de financiación a las que se enfrentan los países africanos. Derechos de autor European Union, 2023.
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

William Ruto, presidente de Kenia, ha abogado el martes por una relación "recíproca" y "equilibrada" entre el continente africano y la Unión Europea.

PUBLICIDAD

En un discurso ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo, Ruto ha abogado por una revisión "fundamental" de las instituciones financieras que han regido la economía mundial desde el final de la Segunda Guerra Mundial, afirmando que han alimentado un ciclo de "endeudamiento y dependencia" y que, por tanto, ya no son "adecuadas para su propósito".

"La división entre Oriente y Occidente es insostenible y contraproducente, y va en contra de los intereses de todos nosotros", ha declarado Ruto ante los legisladores.

"El cambio climático ha introducido una nueva dimensión en esta compleja ecuación. Al tiempo que supone una amenaza existencial, el cambio climático también se ha revelado como una fuerza niveladora, que nos iguala a todos ante un reto global compartido que trasciende todas las divisiones".

Ruto, que asumió la presidencia de Kenia en septiembre del año pasado, ha adoptado una política exterior encaminada a mejorar las relaciones con los países occidentales, después de que sus predecesores aplicaran un enfoque de "Mirada al Este" para estrechar lazos con China.

El cambio es bien acogido en Bruselas, que pretende movilizar hasta 150.000 millones de euros en proyectos de infraestructuras para contrarrestar la influencia de Pekín en la región.

Pero, ha advertido Ruto, su voluntad de cooperar no debe entenderse como una cartablanca para explotar los recursos naturales de Kenia, incluidas las materias primas, en beneficio exclusivo de las naciones ricas. África, ha dicho, "aún arrastra las cicatrices del colonialismo, que siguen siendo visibles en las dependencias económicas e institucionales que continúan obstaculizando el progreso".

Durante su intervención de 30 minutos, el presidente ha dado repetidamente la voz de alarma sobre las duras condiciones de financiación a las que se enfrentan los países africanos, en las que los inversores, preocupados por circunstancias inesperadas e inestabilidad política, exigen primas elevadas para protegerse de los riesgos. Este patrón, argumentó, ha dado lugar a "altos costes prohibitivos del capital" que impiden al continente aprovechar su potencial y agravan aún más la brecha económica Norte-Sur.

Si mejorara el acceso a la financiación, ha dicho, África podría convertirse algún día en un "centro neurálgico verde" que ayude al mundo a desprenderse de los combustibles fósiles y a cumplir los objetivos del Acuerdo de París. Ruto también ha animado a los gobiernos y empresas de la UE a invertir en la juventud africana, en rápido crecimiento, y a "crear una economía vibrante y autosuficiente" que pueda frenar los flujos migratorios, una preocupación acuciante para el bloque.

"A medida que nos adentramos en una nueva era de interdependencia global, ésta debe evolucionar hacia una relación recíproca. Un cambio hacia una asociación global más equilibrada y equitativa con una transferencia deliberada de tecnologías y un flujo intencionado de capital hacia el Sur Global", ha dicho Ruto. "Esto también significa un asiento en la mesa para buscar soluciones que funcionen para todos nosotros en un espíritu de cooperación y entendimiento mutuo".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El G20 evita posicionarse contra la guerra y anuncia un proyecto de interconexión

La Izquierda Europea elige a Walter Baier, un candidato casi desconocido para los comicios europeos

La tractorada mantiene el pulso a Macron