¿Cuánta ayuda occidental necesita Ucrania para mantener a flote su economía?

El Presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, ha pedido a los aliados occidentales que aceleren las gestiones sobre los activos congelados del Banco Central ruso.
El Presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, ha pedido a los aliados occidentales que aceleren las gestiones sobre los activos congelados del Banco Central ruso. Derechos de autor Evgeniy Maloletka/Copyright 2020 The AP. All rights reserved
Por Jorge Liboreiro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Ucrania se enfrenta a un enorme agujero en sus arcas estatales, que sólo la ayuda occidental puede tapar.

PUBLICIDAD

Mientras Rusia prosigue su ataque sin cuartel contra el país, el Gobierno de Kiev ha dedicado la mitad de sus gastos para 2024, unos 82.000 millones de euros, al sector de la defensa. El impulso de la guerra, unido a la disminución de los ingresos de la maltrecha economía, ha dejado otras prioridades presupuestarias con poca o ninguna financiación.

Eso ha hecho que el país dependa intrínsecamente de la ayuda financiera de donantes extranjeros, principalmente la Unión Europea, Estados Unidos y otros socios del G7.

El Ministerio de Finanzas ucraniano calcula que necesitará 37.300 millones de dólares, o 34.450 millones de euros, en contribuciones externas a lo largo de 2024, una cantidad ligeramente inferior a la recibida en 2023. Los 37.300 millones de dólares deberían cubrir la gran mayoría del déficit de 39.000 millones de euros.

En una declaración escrita a Euronews, el ministerio dijo que espera que Bruselas aporte 12.500 millones de euros este año como parte de un fondo especial de cuatro años de 50.000 millones de euros, conocido como Facilidad Ucrania, mientras que Washington ha prometido enviar 11.800 millones de dólares, o 10.900 millones de euros, en ayuda financiera.

Kiev también cuenta con que el Fondo Monetario Internacional (FMI) apruebe más de 5.000 millones de euros en préstamos. El resto de los 34.450 millones de euros debería ser financiado por otros aliados occidentales, entre los que destacan el Reino Unido, Noruega, Canadá y Japón.

Las inyecciones de ayuda exterior están destinadas a sostener una amplia gama de servicios esenciales, como la educación, la sanidad, la protección social y las pensiones de jubilación, así como la asistencia a los desplazados internos y los ciudadanos vulnerables.

En otras palabras, Ucrania canaliza la mayor parte de los ingresos que recauda directamente al esfuerzo bélico, mientras que los fondos occidentales mantienen al Estado en funcionamiento.

Pero a pesar de lo indispensables que se han vuelto estas aportaciones, tanto la UE como Estados Unidos se encuentran en un punto muerto político y, de momento, no pueden enviar dinero a Kiev.

En Washington, la propuesta del Presidente Joe Biden está estancada en una lucha ideológica en el Congreso, donde los republicanos exigen concesiones no relacionadas con la migración y el control de fronteras a cambio de dar luz verde a nuevos fondos para Ucrania.

En Bruselas, el instrumento de 50.000 millones de euros está siendo frenado por el Primer Ministro húngaro, Viktor Orbán, que ha causado frustración por sus peticiones "transaccionales " y su actitud inflexible. El veto de Orbán ocupará un lugar destacado en el orden del día de la reunión extraordinaria de líderes de la UE que se celebrará esta semana.

El bloqueo simultáneo en Washington y Bruselas ha obligado a Kiev a tomar medidas provisionales para evitar el colapso de los servicios esenciales. Pero el Ministerio de Finanzas advierte de que esta solución es temporal y no puede prorrogarse sine die.

"Estas medidas tienen un efecto limitado, y todos nuestros socios comparten el sentimiento de urgencia y comprenden claramente la gran necesidad de una financiación exterior más estable y previsible en aras de preservar la estabilidad macrofinanciera y mantener los progresos realizados durante 2023", ha asegurado a Euronews un portavoz del ministerio.

"La cuestión de la cuantía de los fondos procedentes de la UE sigue siendo objeto de debate. Contamos con que la UE apruebe la Facilidad Ucrania a principios de febrero".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La ONU pide ayuda humanitaria urgente para Ucrania

¿Para qué se destinan los 137.000 millones de euros en fondos que la UE ha liberado para Polonia?

¿Puede Europa ayudar a los bielorrusos prodemocráticos mientras Lukashenko se aferra al poder?