This content is not available in your region

IAG, propietaria de BA e Iberia, se dispone a rescindir la compra de Air Europa

IAG está en conversaciones avanzadas para rescindir la adquisición de Air Europa
IAG está en conversaciones avanzadas para rescindir la adquisición de Air Europa   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Paul Sandle

MADRID, 15 dic -IAG, empresa propietaria de British Airways e Iberia, está dispuesta a cancelar la compra de su rival Air Europa a la empresa privada española Globalia, después de que los reguladores europeos hayan indicado que no permitirán que se lleve a cabo sin más concesiones.

“International Airlines Group (IAG) y Globalia confirman hoy que se encuentran en una fase avanzada las negociaciones para rescindir el acuerdo firmado el 4 de noviembre de 2019 y modificado el 20 de enero de 2021, según el cual la filial de IAG, Iberia, había acordado adquirir la totalidad de las acciones emitidas capital de Air Europa”, dijo la empresa en un comunicado a la bolsa española.

IAG había acordado en 2019 hacerse con Air Europa por 1.000 millones de euros (1.130 millones de dólares) y este año rebajó el precio a 500 millones de euros tras el varapalo del sector de los viajes por la pandemia del COVID-19.

La adquisición de Air Europa, que ofrece conexiones con América Latina además de destinos en Europa, estaba diseñada para ayudar al centro de operaciones de IAG en Madrid a competir más eficazmente con sus rivales europeos y beneficiar a los consumidores, según la empresa compradora.

Aunque la mayoría de los observadores esperaban que IAG abandonara el acuerdo a raíz de la pandemia de COVID-19, en su lugar aceptó reducir el precio a la mitad, hasta 500 millones de euros (563,6 millones de dólares), y negoció un acuerdo para aplazar los pagos durante seis años.

Sin embargo, los reguladores europeos de la competencia temían que la adquisición redujera la competencia en el mercado nacional español y en las rutas internacionales con el país.

Los remedios ofrecidos por IAG —renunciar a 13 rutas de corta y media distancia y a dos rutas de larga distancia en los aeropuertos de Madrid y Barcelona— no fueron suficientes para disipar las preocupaciones y era probable que se produjera un veto, según fuentes.

Además de BA e Iberia, líder del mercado entre Europa y Sudamérica, IAG también es propietaria de la aerolínea irlandesa Aer Lingus y de las barcelonesas Vueling y Level.

Las acciones de IAG caían un 1% en las primeras operaciones de la jornada, y los analistas de Citi consideraban que la decisión de cancelar el acuerdo era en gran medida esperada, dadas las trabas regulatorias puestas en su camino por la Comisión Europea y la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido (CMA).

Al retirarse antes de que el acuerdo sea vetado por los reguladores, IAG estará mejor posicionada para hacer otro intento en el futuro, dijeron las fuentes consultadas.