This content is not available in your region

Europa podría reducir las importaciones de gas ruso en más de un tercio en un año -AIE

Europa podría reducir las importaciones de gas ruso en más de un tercio en un año -AIE
Europa podría reducir las importaciones de gas ruso en más de un tercio en un año -AIE   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Susanna Twidale y Kate Abnett

LONDRES/BRUSELAS, 3 mar – Europa podría reducir sus importaciones de gas ruso en más de un tercio en el plazo de un año, dijo el jueves la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que anunció un plan de 10 puntos para reducir la dependencia del bloque del gas ruso.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia, que es el principal proveedor de gas de la Unión Europea, ha agudizado el temor a las interrupciones del suministro y ha aumentado el escrutinio de la dependencia que tienen los países en la importación del combustible fósil.

“Ya nadie se hace ilusiones. El uso por parte de Rusia de sus recursos de gas natural como arma económica y política demuestra que Europa debe actuar con rapidez para estar preparada de cara a la considerable incertidumbre sobre el suministro de gas ruso el próximo invierno”, declaró el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol.

Europa suele depender de Rusia para alrededor del 40% de su gas y, aunque las entregas de gas ruso se han mantenido estables desde la invasión, los precios se han disparado hasta alcanzar máximos históricos ante el temor de que Moscú pueda frenar el suministro o de que las sanciones de la UE se apliquen a las exportaciones energéticas de Rusia.

El precio de referencia del gas holandés para el primer mes alcanzó el jueves por la mañana un máximo histórico de 199 euros por megavatio hora, casi duplicándose en la última semana.

Las medidas propuestas el jueves incluyen no firmar ningún nuevo contrato de suministro de gas con Rusia, sustituir el suministro ruso por fuentes alternativas, introducir obligaciones de almacenamiento mínimo de gas y acelerar el despliegue de nuevos proyectos eólicos y solares.

Según la AIE., hay que acelerar las medidas de eficiencia energética y animar a los consumidores a utilizar menos gas para la calefacción. Bajar los termostatos un grado centígrado podría ahorrar unos 10.000 millones de metros cúbicos de gas al año.

“En conjunto, estas (10) medidas podrían reducir las importaciones de gas ruso de la Unión Europea en más de 50.000 millones de metros cúbicos, o más de un tercio, en el plazo de un año”, dijo la AIE.

La Comisión Europea propondrá la próxima semana medidas adicionales para reducir la dependencia europea respecto al gas ruso y proteger a los países de las crisis de suministro y precios.

Un borrador del plan de la UE al que Reuters ha tenido acceso dice que la UE coordinará medidas para garantizar que los países llenen los depósitos de gas hasta un nivel mínimo antes del invierno, y propondrá medidas para acelerar los proyectos eólicos y solares.

La UE está negociando actualmente una serie de nuevas reglas sobre el cambio climático entre las que se incluyen objetivos de expansión de las energías renovables y de aceleración de la demanda energética, una normativa que Bruselas ha presentado como la solución duradera para reducir la dependencia de los combustibles fósiles importados.

Las propuestas reducirían la dependencia del gas de la UE en un 23% de aquí a 2030, aunque todavía no han entrado en vigor, por lo que no ayudarían a resolver la crisis de suministro a corto plazo.

El plan de la AIE también indica que los países podrían adoptar medidas a corto plazo sobre los beneficios inesperados obtenidos por las empresas gracias a los altos precios del gas, y que los ingresos se utilizarían para ayudar a proteger a los clientes de los altos precios de la energía.

También se espera que la Comisión Europea proponga que los Estados miembros graven los beneficios que las empresas energéticas han obtenido con las recientes subidas del precio del gas y que inviertan los ingresos en energías renovables y en renovaciones para ahorrar energía.