EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

El sector turístico francés se enfrenta a los disturbios y el malestar social

Turistas toman fotos frente a la Pirámide en el patio del Museo del Louvre en París, Francia, el 20 de junio de 2022\.
Turistas toman fotos frente a la Pirámide en el patio del Museo del Louvre en París, Francia, el 20 de junio de 2022\. Derechos de autor AP Photo
Derechos de autor AP Photo
Por Estelle Nilsson-Julien
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

En vísperas de las vacaciones, ¿cómo se encuentra el primer destino turístico del mundo tras una semana de disturbios?

PUBLICIDAD

En vísperas de las vacaciones de verano, Francia vive un clima de agitación social.

El 27 de junio, un policía mató a tiros a un joven de 17 años en el barrio parisino de Nanterre. La ira no tardó en extenderse por todo el país. Pero, ¿cómo lo está afrontando el sector turístico francés?

"Nunca había pasado tanto miedo en Francia".

"Oí petardos, parecían disparos", explica Catherine Cuchet, una expatriada francesa que vive en Grecia.

El sábado 1 de julio por la tarde estaba de compras en Lyon, al sureste del país, cuando se desató la tensión: "Nunca había pasado un susto así en Francia, pero no me voy a dejar intimidar. Ahora viajo a Burdeos, otra gran ciudad, para la siguiente etapa de mi viaje".

AP Photo
Charred cars and bus are pictured in Lyon, central France, Friday, June 30, 2023.AP Photo

Otros, tuvieron que hacer cambios en sus planes de vacaciones debido a los disturbios.

"Conseguimos dos de los últimos asientos de tren que quedaban para salir de Marsella. Todos los trenes cerraron, pero sólo nos enteramos porque otro turista nos avisó", explica Spencer White, un turista estadounidense que viajaba con su mujer.

"Ahora viajamos a París desde Lyon, pero confiamos en que el resto de nuestro viaje transcurra sin problemas".

"Pérdidas de 5.000 a 6.000 euros durante el fin de semana".

Algunos empresarios -que apuestan por la temporada alta para obtener beneficios- aún se están recuperando de los disturbios, que alcanzaron su punto álgido el pasado fin de semana (del 30 de junio al 2 de julio).

"El sábado fue la peor noche para nuestro negocio en los últimos tres años. Perdimos entre 5.000 y 6.000 euros", explica Hugo Neyrand. Su restaurante está situado en el casco antiguo de Lyon.

Euronews
Hugo Neyrand manages a restaurant in Lyon's old town.Euronews

En temporada alta, el restaurante de Neyrand atiende hasta 600 comensales al día. Sin embargo, la última semana ha sido diferente: "el ambiente no es normal para esta época del año, ya han empezado a llegar cancelaciones".

A pesar de ello, la federación francesa de turismo, ADN Tourisme, insiste en que el impacto de los disturbios empieza a remitir.

"He hablado con directores de hoteles de Marsella que han registrado un ligero descenso de las reservas durante el fin de semana, pero ya se está estabilizando. Los actos de violencia se produjeron sobre todo en los comercios y no en los destinos turísticos", explica François de Canson, Presidente de ADN Tourisme.

Euronews
François de Canson, President of ADN TourismeEuronews

Sin embargo, de Canson no puede evitar preocuparse por la imagen que los turistas tendrán de Francia, "queremos tranquilizar a nuestros turistas europeos e internacionales diciéndoles que Francia es un país hospitalario".

No es la primera ola de agitación social que golpea a Francia en 2023. A principios de año, las protestas contra la reforma de las pensiones se tornaron violentas y ocuparon titulares de todo el mundo. Las imágenes de montones de basura en París también se hicieron virales en las redes sociales tras las huelgas de los basureros.

"No nos planteamos cancelar el viaje"

Bernice Rivera, una profesora que viajaba con un grupo de estudiantes de Porto Rico, llegó a Lyon tras los acontecimientos del fin de semana. Decidió seguir adelante con su viaje escolar.

"Algunos de sus padres [de los alumnos] estaban preocupados por venir, pero les tranquilicé. En la ciudad, he estado mostrando a mis alumnos dónde hay señales de la protesta y explicándoles la situación política".

En total, más de 3.600 personas han sido detenidas desde el inicio de los disturbios en toda Francia. La media de detenidos es de 17 años, según el Ministerio del Interior. La violencia dejó más de 800 agentes del orden heridos. Los tribunales franceses están trabajando horas extras para procesar las detenciones, incluso abriendo sus puertas durante el fin de semana.

Karoliina Haaplehto, una turista finlandesa que viajaba con su novio, llegó a una conclusión similar.

PUBLICIDAD

"Estuvimos pendientes de las noticias, pero no nos planteamos cancelar nuestro viaje porque, aunque hubo disturbios, sentimos que Francia es un lugar seguro para viajar".

"No hemos visto ningún signo de los disturbios desde que llegamos y esperamos que siga así".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Macron anuncia una ley de emergencia para acelerar la reconstrucción tras los disturbios

"Extremadamente interesante": Arqueólogos desentierran un misterioso edificio de piedra en el emplazamiento del nuevo aeropuerto de Creta

Las agencias de viajes dicen que los nuevos controles fronterizos de la UE son "malos para el turismo"