¿Es posible visitar Suiza con poco presupuesto? Sepa cómo hacerlo

Caminar por los numerosos senderos de Suiza es una de las mejores actividades gratuitas que se ofrecen
Caminar por los numerosos senderos de Suiza es una de las mejores actividades gratuitas que se ofrecen Derechos de autor Lucas Wesney via Unsplash
Derechos de autor Lucas Wesney via Unsplash
Por Saskia O'Donoghue
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La nación alpina es tristemente célebre por su elevado precio y atrae a los mega ricos durante todo el año, pero hay formas de hacer que un viaje allí sea asequible.

PUBLICIDAD

Con sus impresionantes paisajes, su aire fresco y reparador, su naturaleza única y su sabrosa cocina, no es de extrañar que Suiza sea uno de los destinos más populares de toda Europa. También encabeza sistemáticamente las listas de los lugares más caros a los que viajar, no sólo en Europa sino en todo el mundo.

Sin embargo, hay una forma de visitar este montañoso país del centro de Europa sin arruinarse. 'Euronews Travel' ha investigado un poco y ha hablado con expertos que conocen Suiza a la perfección para encontrar la mejor manera de sacar el máximo partido a su viaje sin salirse del presupuesto.

¿Por qué no disfrutar de las colinas del paso de Passwang en su visita a Suiza?
¿Por qué no disfrutar de las colinas del paso de Passwang en su visita a Suiza?Sven via Unsplash

Planificar el viaje con antelación

Como dice a 'Euronews Travel' Michael L. Moore, fundador del sitio web de viajes Countdown to Magic, "el momento oportuno lo es todo". El experto en viajes explica que la época del año en que se visita Suiza es casi siempre la que ofrece la mayor diferencia de precios.

"Evite los meses de verano, cuando los precios se disparan. En su lugar, opte por las estaciones de primavera y otoño", afirma Moore. Encontrará menos gente, precios más bajos en el alojamiento e incluso ofertas en los billetes de avión". Las flores silvestres de la primavera y el resplandeciente follaje del otoño hacen que estas estaciones sean mágicas", añade.

Gran parte del atractivo de Suiza reside en su oferta gratuita. Los majestuosos paisajes y las rutas de senderismo están ahí para que los disfrutes, y un poco de planificación para necesidades como el alojamiento o el viaje puede ahorrarte una cantidad considerable de dinero.

Gran parte de Suiza es impresionante , incluso los lugares menos explorados.
Gran parte de Suiza es impresionante , incluso los lugares menos explorados.Ricardo Gomez Angel via Unsplash

También es una buena idea salirse de los caminos principales, si se puede soportar dejar los lugares populares fuera del itinerario. "Aunque Interlaken y Zermatt se han convertido en destinos emblemáticos de Suiza, su popularidad tiene un coste", afirma Moore.

En su lugar, recomienda alojarse en pequeñas ciudades como Thun, donde el alojamiento puede ser bastante menos caro, pero las vistas alpinas que rodean el alojamiento serán igual de gloriosas. La experta en viajes Fiona Spinks, fundadora de Following Fiona, está de acuerdo.

Si bien Lucerna es una opción de viaje siempre popular, hay muchas alternativas que vale la pena visitar.
Si bien Lucerna es una opción de viaje siempre popular, hay muchas alternativas que vale la pena visitar.Patrick Robert Doyle via Unsplash

"La clave está en buscar las joyas ocultas de Suiza, esos lugares poco frecuentados que permiten disfrutar de la impresionante belleza natural y la rica cultura del país lejos de las trampas turísticas más caras", explica a 'Euronews Travel'. Aunque todo el mundo sueña con alojarse en un hotel palaciego en las montañas, no es realista para la mayoría.

"Alójate en albergues o en Airbnbs. Aunque los hoteles suizos pueden ser caros, los albergues y los alquileres de Airbnb ofrecen opciones de alojamiento mucho más asequibles, sobre todo si se está dispuesto a alojarse un poco fuera de las grandes ciudades", aconseja Spinks.

Aprovechar al máximo el viaje ahorrando dinero

Los medios de transporte en Suiza son a menudo lujosos y ofrecen vistas increíbles, por lo que es perfectamente posible convertir el viaje en sí mismo en una parte importante -o incluso en el punto culminante- del mismo. "En Suiza se puede disfrutar de todo en tren", explica Moore a 'Euronews Travel'.

"La emblemática ruta del Glacier Express ofrece unas vistas alpinas inolvidables desde sus ventanas panorámicas. Y lo que es mejor: el viaje se convierte en una actividad más que en un gasto añadido. Sólo tiene que meter en la maleta algunos aperitivos y bebidas para disfrutarlos al estilo picnic a bordo", recomienda.

Para abaratar el viaje, recomendamos la tarjeta Swiss Half-Fare Travel Card, respaldada por el gobierno, que ofrece un 50% de descuento en la mayoría de las rutas de tren, autobús y barco de todo el país. Cuesta unos 132 euros y es válida durante todo un mes, sin límites de uso.

Spinks también comparte esta opinión. "¡Pon en práctica ese Swiss Travel Pass! Los eficientes y cómodos trenes conectan todos los rincones del país, permitiéndote ir de ciudad en ciudad sin el gasto de un coche de alquiler", dice.

Si, además de las maravillas naturales, lo que le interesa de Suiza es su cultura, probablemente querrá visitar la multitud de museos y galerías del país. Aunque muchos de ellos son gratuitos o cobran una tarifa simbólica, tenga cuidado de planearlo con antelación ya que, con frecuencia, estas tarifas sólo están disponibles a determinadas horas.

Sin embargo, las formas menos tradicionales de entretenimiento son gratuitas en todo momento. "Los conciertos al aire libre, los lugares históricos y los animados mercados ofrecen un entretenimiento enriquecedor sin costar un franco", afirma Moore.

"With smart planning and reasonable expectations, Switzerland can absolutely be experienced while sticking to a budget. Between the low-cost thrills of the alps and the cultural attractions, your wallet and wanderlust will both walk away satisfied."
Michael L. Moore
Founder of travel website Countdown to Magic

Spinks también aboga por el ocio gratuito. "Desde nadar en lagos de aguas cristalinas hasta visitar museos en sus días de entrada gratuita o simplemente pasear por pueblos pintorescos", afirma, "no faltan experiencias sin coste". Si lo tuyo es relajarte, lo mejor es que visites el Fitnesspark National, junto al lago de Lucerna.

Fitnesspark Nacional a orillas del lago de Lucerna ofrece una excelente experiencia de spa.
Fitnesspark Nacional a orillas del lago de Lucerna ofrece una excelente experiencia de spa.C Boyd via Unsplash

El artista Dallas Athent, un visitante habitual, explica a 'Euronews Travel': "A menudo, cuando la gente oye hablar de Suiza, se imagina en un lujoso balneario entre la nieve, pero lo que la gente no sabe es que algunas de las mejores saunas están en realidad en los gimnasios".

El centro cuenta con piscina cubierta y descubierta, jacuzzi y varias salas de sauna con baños fríos y ducha de cubo. Y lo que es mejor, el pase de un día cuesta unos 40 euros, nada mal para un país tan caro. Athent dice que una visita a un gimnasio como Fitnesspark es también una forma estupenda de impregnarse de la esencia del país.

PUBLICIDAD

"No sólo es mucho más asequible que las opciones turísticas, sino que siento que comprendo realmente la cultura suiza al ver cómo la relajación y el bienestar forman parte de su día a día", afirma.

¿Dónde está Suiza haciendo más accesible el turismo?

Es probable que Zúrich y Ginebra figuren en su lista de lugares de visita obligada, pero si amplía un poco más su red de viajes puede ahorrarse una gran cantidad de dinero. Lausana, a orillas del lago Lemán, ofrece ventajas a los turistas que pueden reducir costes.

"Al reservar un hotel en Lausana, recibirá automáticamente en la recepción la tarjeta Lausanne Transport, que le permite viajar gratis en transporte público por la ciudad y a los viñedos en terrazas de Lavaux, declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO", explica a Euronews Travel Olivia Bosshart, de la oficina de turismo de Lausana.

La tarjeta también da la oportunidad de conseguir precios reducidos en algunas atracciones y también merece la pena comprar el Lausanne City Pass. Se puede comprar un pase de 1, 2 o 3 días y recibir entrada gratuita a algunos lugares o un descuento de al menos el 20% en otros.

Explore el hermoso centro de Lausana a pie, sin costo alguno.
Explore el hermoso centro de Lausana a pie, sin costo alguno.Nolan Krattinger via Unsplash

Los suizos son famosos por su agua naturalmente deliciosa, pero en Lausana no cuesta ni un céntimo. "Para refrescarte, acércate a una de las numerosas fuentes de las que puedes beber y llenar una botella", dice Bosshart. "Estas fuentes fomentan la sostenibilidad y demuestran que es posible conseguir agua gratis y potable por toda la ciudad".

PUBLICIDAD

Todos los museos de Lausana son gratuitos el primer sábado de cada mes, incluido el Museo Olímpico. La ciudad está indisolublemente ligada a los Juegos, ya que no sólo alberga el museo, sino también la sede del Comité Olímpico Internacional y el Parque Olímpico a orillas del lago.

Con su abono de transporte, también podrá visitar los viñedos en terraza de Lavaux, únicos en el mundo y declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se encuentran a un corto trayecto en tren de la ciudad y su visita puede combinarse con una excursión para contemplar las vistas panorámicas de la cercana Grandvaux -patrimonio de la humanidad- y del hermoso pueblo de Lutry.

Lutry, en las afueras de Lausana, es famosa por sus hermosas vistas del campo.
Lutry, en las afueras de Lausana, es famosa por sus hermosas vistas del campo.Yura Lytkin via Unsplash

Cerca de las fronteras de Francia y Alemania se encuentra el crisol de culturas que es Basilea. Conocida sobre todo por la ostentosa Art Basel, una feria de arte famosa por su exclusividad y sus elevados precios, todavía se pueden encontrar gangas.

Al igual que en Lausana, la ciudad ofrece una BaselCard gratuita con cada reserva en un hotel, hostal, bed and breakfast o apartamento de Basilea. Además de beneficiarse del transporte público gratuito, también permite acceder a mitad de precio a los numerosos museos de Basilea, así como al zoo y al teatro de la ciudad.

El centro histórico de Basilea cuenta con innumerables lugares para visitar.
El centro histórico de Basilea cuenta con innumerables lugares para visitar.Arsim Ala via Unsplash

Basilea es conocida por ser una ciudad que se puede recorrer a pie, y las autoridades lo han aprovechado al máximo para los visitantes.

PUBLICIDAD

"La mejor manera de explorar el casco antiguo de Basilea es a pie, ya que los numerosos lugares de interés están muy cerca unos de otros. Cinco recorridos circulares permiten descubrir los rincones ocultos del casco antiguo y su historia", explica a 'Euronews' la Oficina de Turismo de Basilea.

Los turistas suelen recomendar visitar la catedral de 1.000 años de antigüedad, la impresionante fuente diseñada por Jean Tinguely y el jardín botánico de la Universidad de Basilea. En verano, bañarse en elRin es una actividad gratuita y muy popular. Ningún viaje a Basilea está completo sin una visita a Lange Erlen.

Echa un vistazo a aves inusuales como este pato mandarín en Lange Erlen.
Echa un vistazo a aves inusuales como este pato mandarín en Lange Erlen.Rapha Wilde via Unsplash

Es un parque de animales con entrada gratuita donde se pueden ver gamos, linces, gatos monteses y jabalíes. Los niños disfrutarán en los prados que albergan burros, ponis, cabras, ovejas, conejos, cobayas y pavos reales, mientras las cigüeñas y las garzas pasean libremente.

Si es usted más ciclista, Basilea ofrece actualmente alquiler de bicicletas eléctricas por una tarifa relativamente asequible de unos 20 euros al día. Si se ahorra en transporte, se planifica con antelación el coste del hotel, se compran alimentos básicos en supermercados económicos y no se sale a comer a restaurantes, Suiza puede ser una opción asequible.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Multitudinaria fiesta de carnaval en las calles de Basilea

Un pueblo suizo albergará la torre impresa en 3D más alta del mundo

Comunitat Valenciana: el paraíso del turismo activo para todos