EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

El Gobierno griego suspende la liga de fútbol por la violencia

El Gobierno griego suspende la liga de fútbol por la violencia
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Los graves incidentes del domingo, antes, durante, y después del derbi entre el Panathinaikos y el Olympiakos han tenido sus consecuencias. El

PUBLICIDAD

Los graves incidentes del domingo, antes, durante, y después del derbi entre el Panathinaikos y el Olympiakos han tenido sus consecuencias. El campeonato de primera división queda suspendido de momento durante una semana. Todo hasta que los clubes apliquen la ley contra la violencia existente en el país.

“Fue un milagro que no hubiera ninguna víctima mortal con todo lo que sucedió durante el partido en los aledaños del campo del Panathinaikós. Y lo mismo vimos durante la reunión con las autoridades deportivas, el pesimismo se masca en el ambiente”, explicó el ministro adjunto de deportes griego, Stravros Kondonís.

Entrada electrónica obligatoria, para identificar al comprador y su localidad, eliminar las peñas de los equipos e instalar cámaras de seguridad, son algunas de las medidas previstas por la ley.

El próximo miércoles habrá una reunión con la Federación griega y los responsables de todas las categorías del fútbol profesional. Si la ley no se cumple, el Gobierno griego está dispuesto a mantener la suspensión.

Ioannis Karagiorgas, euronews:
Un campo de fútbol en Grecia. Un escenario para el deporte y el entrenimiento que desde hace décadas acaba convertido en campo de batalla. Incapacidad e impunidad que han llevado al fútbol griego a un callejón sin salida. Las autoridades se ven ahora obligadas a tomar decisiones radicales.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La llama olímpica ya navega camino de Francia

Colegios contra la discriminación: Cómo el movimiento Special Olympics aporta vientos de cambio

La llama olímpica de Pekín 2022 pasa de manos griegas a chinas en una sobria ceremonia en Atenas