EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Kim alardea del poder nuclear norcoreano en un histórico Congreso

Kim alardea del poder nuclear norcoreano en un histórico Congreso
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El líder norcoreano Kim Jong Un ha aprovechado la inauguración del VII Congreso de los Trabajadores, el primero en 36 años, para ensalzar las pruebas

PUBLICIDAD

El líder norcoreano Kim Jong Un ha aprovechado la inauguración del VII Congreso de los Trabajadores, el primero en 36 años, para ensalzar las pruebas nucleares y de misiles del régimen.

En su discurso ante más de 3000 delegados y vestido con un traje occidental y corbata en lugar de su tradicional traje Mao, el heredero de la dinastía Kim, aseguró que su país no será el primero en usar la bomba atómica, que “respetará fielmente” los requisitos de los acuerdos de no proliferación nuclear y que “hará presión” a favor de un mundo libre de armas de este tipo.

También dijo que que la última detonación de enero fue una bomba H, mucho más potente que los habituales proyectiles nucleares.

Del Congreso, que se celebra a puerta cerrada poco se sabe. No se han dado detalles de su programa económico ni la fecha de su clausura, aunque se espera que se prolongue unos días.

Pyongang se ha ofrecido a abrir un diálogo para relajar las tensiones en la frontera con su vecino Corea del Sur, pero, según algunas fuentes, no se descarta que para subrayar la importancia de su programa nuclear, clausure el Congreso o inmediatamente después con una nueva prueba, la quinta de su historia.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Abe condena los tests de nuevos misiles que Pyongyang anunció haber llevado a cabo este sábado

Corea del Norte asegura haber probado con éxito un nuevo motor de misil balístico intercontinental

Video de propaganda de Corea del Norte bombardeando Seúl y Washington