Última hora
This content is not available in your region

Rusia: la estrategia fallida de la "oposición de Estado"

euronews_icons_loading
Rusia: la estrategia fallida de la "oposición de Estado"
Tamaño de texto Aa Aa

Natalia Marshackovich, euronews:
¿Cómo interpretar los resultados de las elecciones generales en Rusia? Tenemos con nosotros desde París a Tatiana Stanovaya, jefa del departamento de análisis del Centro de Tecnologías Políticas.
Comenzamos con la participación, que ha sido muy baja, sobre todo comparada con la de 2011, ¿por qué?

Tatiana Stanovaya, jefa de análisis del Centro de Tecnologías Políticas:
Sí, lo cierto es que la participación ha sido muy baja, mucho más de lo previsto. Hay muchas razones objetivas para explicarlo. Para empezar, hemos observado el aumento de los casos de depresión en la sociedad rusa vinculados al descenso de la calidad de vida de la población, la caída de los sueldos. También se observa una pérdida significativa del interés por las elecciones y por la política en general.

Además, hay una estrategia por parte del poder para que no aumente la participación. Ciertos analistas confirman que el poder ha creado las condiciones para bajar la participación. Parcialmente es por eso. Y es la verdad porque el hecho de adelantar las elecciones de diciembre a septiembre ha contribuido a ese desinterés.

Es mucho más difícil movilizar al electorado durante el verano. Por tanto, la campaña electoral de todos los partidos ha sido sosa y sin contenido. Además, la particularidad más importante es que los contenidos de la campaña no coincidían con los intereses reales de los electores. Asuntos como el desarrollo estratégico del país, la situación económica, o la política exterior han sido apartados. Y aunque en ocasiones los hayan abordado, lo más destacado ha sido la retótica patriótica agresiva.

euronews:
Tal vez los resultados de las elecciones estén vinculados precisamente a eso, puesto que siguen los mismos 4 partidos en el Parlamento pero la configuración ha cambiado, los comunistas han perdido o reducido su presencia y el partido de Yirinovski ha avanzado…

Tatiana Stanovaya:
Esta situación, con unos resultados relativamente importantes para el partido de Yirinovski, está sin duda vinculada con la que comenzó hace 4 años. No me refiero a los acontecimientos de 2014, la crisis ucraniana y la vuelta de Crimea, sino a dos años antes, cuando Putin volvió a ocupar la presidencia. A partir de entonces, el poder comenzó a jugar activamente con el sentimiento nacionalista. Recordemos el artículo que Putin escribió en 2012 sobre el papel especial de la nación rusa. Y evidentemente, en esta situación, el partido de Yirinovski se ha vuelto más adecuado con esa retórica cultivada por el Estado durante no dos, sino 4 años.

Para los comunistas es más difícil mantener su electorado en esas condiciones, sabiendo que hablar de los problemas sociales se considera demasiado arriesgado. El poder no quiere tampoco que los otros partidos del Parlamento discutan de eso.

Por eso, en las elecciones las reglas del juego han sido muy duras, pero la llamada “oposición del sistema” las ha aceptado para, como mínimo, mantener su presencia en el Parlamento al mismo nivel.

Y se puede ver que esa estrategia no ha funcionado. Han perdido influencia en el nuevo Hemiciclo. El partido en el poder que ha obtenido la mayoría constitucional no necesita socios.

Angela Merkel acepta la derrota de su partido en Berlín

euronews_icons_loading
Angela Merkel acepta la derrota de su partido en Berlín
Tamaño de texto Aa Aa

La canciller alemana aceptó el resultado, nada positivo, para la Unión Cristianodemócrata (CDU) en los comicios regionales celebrados en la ciudad-estado. Merkel admitió que su eslogan “vamos a lograrlo”, pronunciado hace un año, cuando Alemania abrió las fronteras a los refugiados, se convirtió en “una provocación” para muchos alemanes.

“La frase ‘vamos a lograrlo’ es un término que indica una posición y una meta. Mucho se ha interpretado de esta expresión, e incluso se han hecho interpretaciones secretas. Tanto es así, que es muy poco probable que vuelva a repetirla.”

El partido de la canciller ha tenido días amargos en las últimas elecciones. En Berlín obtuvo 17,6% mientras que los euroescépticos de Alternativa para Alemania (AfD) se alzaron con un 14,2 %, entrando en su décima cámara regional. El Partido Socialdemócrata (SPD) se defendió como primera fuerza con un 21,6 %.

El ultraderechista AfD consiguió situarse como quinta mayor fuerza. Hace tres años no existía y ya ha entrado en diez de los dieciseis paralmentos regionales.

Frauke Petry, líder de AfD:

“El hecho de que Alternativa exista es síntoma del fracaso de los partidos tradicionales, que han perdido toda capacidad para resolver los problemas.”

Durante su discurso, Merkel se defendió diciendo que hubo problemas de comunicación por no haber sabido transmitir a los alemanes el alcance del gran desafío y de los esfuerzos que exigirá la acogida y la integración de más de 1.1 millones de solicitantes de asilo que recibió Alemania en 2015.

Para Petry, el partido de Merkel seguirá cosechando malos resultados si mantienen sus políticas, especialmente las migratorias y no cambian a sus actuales líderes. Esta advertencia se produce a poco más de un año de que Alemania celebre elecciones generales, unos comicios a los Merkel todavía no ha confirmado si se presentará.

Angela Merkel acepta la derrota de su partido en Berlín