EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Rusia asegura que seguirá bombardeando Alepo

Rusia asegura que seguirá bombardeando Alepo
Derechos de autor 
Por Euronews con Ebu, RTV
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El ministro de Exteriores ruso Serguei Lavrov ha confirmado que Moscú “continuará con las operaciones en Alepo” y que ayudará a “la gente desarmada en Siria”.

PUBLICIDAD

El ministro de Exteriores ruso Serguei Lavrov ha confirmado que Moscú “continuará con las operaciones en Alepo” y que ayudará a “la gente desarmada en Siria”. Junto a su homólogo turco, Mevlüt Çavusoglu, coincidió en que “Siria necesita ayuda humanitaria”, en que el país necesita una “solución política” y en la necesidad de “un alto el fuego”.
El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavuşoğlu, aseguró: “Los puntos de vista de nuestro presidente sobre al Assad son bien conocidos.Sabemos que Bashar al Asad es responsable de la muerte de 600.000 personas. Podemos tener a veces diferentes puntos de vista sobre al Assad con Rusia, eso es natural, pero en general sobre el alto el fuego, la ayuda humanitaria y una solución política, estamos de acuerdo con Rusia “.

El ministro de Exteriores ruso Serguei Lavrov negó que la aviación rusa hubiera sido la responsable de la muerte de cuatro soldados turcos el 24 de noviembre pasado: “Todo el mundo sabe que Rusia no tiene nada que ver con eso, ni tampoco la República Árabe Siria ni su fuerza aérea”.

Esta reunión ministerial se produce después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, asegurara el jueves pasado que la intervención militar de Turquía en Siria busca “acabar con la soberanía del cruel al Asad”.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Alerta máxima en las bases militares estadounidenses de Alemania por una amenaza terrorista

Peligra el Gobierno israelí: el Supremo elimina la exención militar de los ultraortodoxos

Cuatro años de cárcel para Gordon Black, el sargento estadounidense detenido en Rusia