La presunta ingerencia de Rusia en las elecciones estadounidenses: cronología.

La presunta ingerencia de Rusia en las elecciones estadounidenses: cronología.
Por Aurora Velez
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Cronología del escándalo sobre la presunta ingerencia de Rusia en las elecciones estadounidenses y sus primeras víctimas colaterales.

PUBLICIDAD

El 2 de enero de 2016, 35 presuntos diplomáticos rusos y sus familias aterrizaban en Moscú. Fueron expulsados por orden del ex presidente Barak Obama. Para Washingon eran espías. Esta fue la primera represalia por la presunta injerencia de Rusia en la campaña electoral estadounidense, para favorecer a Donald Trump, desacreditando a la candidata demócrata Hillary Clinton. Ya en septiembre, ella lo había denunciado, en vano:
“Estoy muy preocupada por los informes fidedignos sobre la interferencia del gobierno ruso en nuestras elecciones. El hecho de que nuestros expertos estén estudiándolos y lo tomen en serio, plantea graves interrogantes sobre la eventual interferencia de Rusia en nuestro proceso electoral.”

En octubre, los servicios de inteligencia estadounidenses ya tenían claro que los “hackers” rusos habían pirateado y enviado por vías sinuosas a Wikileaks, ciertos emails del partido demócrata, que el sitio web sueco, reveló despues.

El presidente ruso Vladimir Putin se defendió de las acusaciones, negando que Rusia tuviera interés en algo así y burlándose, incluso, de Estados Unidos. Dijo textualmente: ¿Hay alguien que crea seriamente que Rusia es capaz de influir en la elección del pueblo estadounidense? Estados Unidos no es una república bananera ¿no?”.

No obstante, la investigación prosigue y James Clapper, jefe de los servicios de inteligencia estadounidenses confirma lo siguiente ante la comisión del Senado para las Fuerzas Armadas Estadounidenses: “Rusia ha adoptado una actitud aún más agresiva, aumentando las operaciones de espionaje en la red, filtrando datos robados a través de esas operaciones y tomando como blanco infraestructuras clave”.

El 13 de febrero, tres semanas después de estrenar su cartera, cae la primera víctima: el consejero de seguridad nacional Michael Flynn. Tiene que dimitir, tras las revelaciones sobre las conversaciones que mantuvo con el embajador ruso en Washington sobre el levantamiento de sanciones, en un momento en el que Obama era aún presidente. Flynn ocultó el contenido exacto, de las mismas, incluso en sus resúmenes al vicepresidente Mike Pence.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Golpe a los piratas de LockBit, la mayor organización de chantaje a empresas del mundo

Caos en una veintena de hospitales rumanos tras un ataque cibernético

"El enemigo es la desinformación": Líderes mundiales y empresas abordan la ciberseguridad en Riad