Última hora

Última hora

La historia detrás de la foto venezolana vencedora del World Press Photo 2018

Leyendo ahora:

La historia detrás de la foto venezolana vencedora del World Press Photo 2018

La historia detrás de la foto venezolana vencedora del World Press Photo 2018
@ Copyright :
Ronaldo Schemidt - AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Euronews conversó con Ronaldo Schemidt, fotógrafo de Agence France Presse (AFP), cuando se dio a conocer que esta impactante imagen estaba entre las nominadas al World Press Photo 2018. Ahora sabemos que este venezolano es el ganador del World Press Photo del Año 2018.

Los galardonados del prestigioso premio de fotografía fueron anunciados el 12 de abril en el festival en Amsterdam. "Es una foto clásica, pero tiene una energía instantánea y dinámica. Los colores, el movimiento, y está muy bien compuesto, tiene fuerza. Tuve una emoción instantánea", dijo la presidenta del jurado, Magdalena Herrera, inmediatamente después de la ceremonia de la entrega de premios.

Nacido en Caracas en 1971 , Schemidt, no obstante, vive en México desde hace 18 años. Trabaja con AFP y ha viajado en múltiples ocasiones de vuelta a su país de origen para cubrir las manifestaciones organizadas por la oposición contra el gobierno del fallecido Hugo Chávez, y luego de su sucesor, Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

Schemidt tomó la foto titulada “Crisis Venezolana” el 3 de mayo 2017, en Caracas, durante una de las tantas protestas que cubrió en el país.

¿Cómo vivió el momento?

"Era tardecita ya, la manifestación seguía muy intensa a pesar de que era tarde, usualmente se apagan más temprano”, comienza Schemidt su relato.

“Estaba en la protesta justo con mi compañero, la manifestación creció tanto que se extendió a dos avenidas, yo estaba en una, y mi colega en la otra”.

Cuenta que empezó a ver gente correr en su dirección desde la otra avenida. “Entonces los seguí, estaba ocurriendo un enfrentamiento muy violento, los manifestantes se enfrentaban cuerpo a cuerpo con la guardia nacional.”

El choque provocó que un vehículo blindado invistiera a los manifestantes. “La tanqueta les pasó por encima y ellos contestaron lanzando muchas bombas molotov", atestigua el fotógrafo.

“Entonces los guardias se empezaron a retirar, al menos 200 metros hacia atrás y dejan una moto atrás". Schemidt explica que los manifestantes toman la motocicleta como una especie de trofeo: “se acercan a ella, le brincan encima, gritan y celebran."

Es entonces cuando uno de ellos le lanza una bomba moltov a la moto.

“Me empecé a retirar, la situación se estaba poniendo muy peligrosa, cuando uno de los manifestantes golpea el tanque de gasolina”.

Schemidt ya estaba de espaldas a la situación, con chaleco antibalas y casco. “Sentí el calor de la flama en las partes expuestas de mi cuerpo: en las manos y en los brazos.”

“Levanté la cámara y empecé a disparar a algo que todavía no sabía que era, estaba todo cubierto de llamas. El sujeto sale corriendo y yo sigo disparando la cámara, hasta que me doy cuenta que era una persona”.

El fotógrafo cuenta que el hombre en llamas se cae al suelo, ahí “los manifestantes empiezan a apagarlo entre todos, con agua y con las manos. Toda la escena habrá durado máximo 10 segundos, y ahí fue cuando me di cuenta lo que estaba fotografiando”.

“Yo no sabía las fotos que tenía en mi cámara. Dos minutos después la revisé y me encontré toda la secuencia de fotos”

Schmidt cuenta que después de un tiempo empezó a reflexionar sobre lo sucedido. “El tanque de la moto explotó, y se incendió el muchacho con la gasolina que salió a presión, recibió al menos 90% del tanque”.

“Es muy impresionante, nunca esperas que te va a pasar algo así. Fue tan rápido que no hubo tiempo de tener miedo, me hubiese quedado unos minutos más al lado de ellos y hubiese sido yo el incendiado", rememora. "Yo estaba parado al lado de la moto antes de decidir retirarme”.

¿Que significaría para Venezuela que la foto ganase el World Press Photo 2018?

“Ya el hecho de que este nominada y de que sea tan pública es positivo", afirma.

"Trae de nuevo el ojo de la comunidad internacional a Venezuela. Es un recordatorio de que aunque no sigan las manifestaciones, el problema sigue allí, las cosas están muy mal. Y si la foto gana, será mucho más grande la luz que entrará a la crisis.”

Este artículo fue publicado originalmente el 15/02/2018 y actualizado el 13/04/2018, cuando se conocieron los premiados por el World Press Photo 2018.