Última hora

Última hora

Irán planta cara a Israel y Estados Unidos

Leyendo ahora:

Irán planta cara a Israel y Estados Unidos

Irán planta cara a Israel y Estados Unidos
Tamaño de texto Aa Aa

Israel e Irán se atacan, contraatacan y amenazan mutuamente durante la conferencia de seguridad celebrada los últimos tres días en Munich.

El ministro de Exteriores iraní Mohamed Javad Zarif calificaba de circo cómico las acusaciones de expansionismo militar en la región realizadas por el primer ministro Benjamin Netanyahu.

"Durante años, Israel ha atacado Siria, El Líbano, casi con impunidad. Y, por una vez, después de...no sé, unos treinta años, los sirios han sido capaces de derribar uno de sus aviones. El mito de la invencibilidad de Israel, del ejército israelí, se ha desmoronado".

Netanyahu, por su parte, proclamaba que Irán representa la mayor amenaza para el mundo, enseñando lo que aseguraba era un fragmento de un dron iraní que sobrevolaba territorio israelí.

"Esta es una pieza de ese dron iraní, o lo que queda de él después de que lo derribáramos. Lo he traído aquí para que lo vieran ustedes mismos".

Israel ha formado con Arabia Saudí una inédita alianza contra Teherán y el acuerdo nuclear de 2015, que también rechaza de plano Donald Trump. El presidente estadounidense presiona a sus aliados europeos para que negocien nuevas sanciones si Irán desarrolla armamento nuclear.

"Si la administración de Estados Unidos no respeta las obligaciones a las que se comprometió el Gobierno estadounidense, no una persona, no un individuo, no una administración, sino el Gobierno de Estados Unidos, en nombre de Estados Unidos, entonces nadie en el futuro confiará en ningún Gobierno, incluido el del presidente Trump, a la hora de firmar un acuerdo con ellos, porque la próxima adminsitración tendrá manga ancha para violarlo".

Los tweets de Trump de este domingo criticaban la entrega a Irán de 1700 millones de dólares por parte de la administración Obama, que este había justificado como pago de antiguas deudas. Arremete contra el Congreso y el FBI por no haber investigado los hechos.