Última hora

Última hora

EEUU y Corea del Norte, una historia de tensas relaciones

Leyendo ahora:

EEUU y Corea del Norte, una historia de tensas relaciones

EEUU y Corea del Norte, una historia de tensas relaciones
Tamaño de texto Aa Aa

Corea del norte ha estado buscando una reunión personal con un presidente estadounidense durante décadas. La funcionaria de más alto nivel que se ha reunido con un líder norcoreano fue la secretaria de Estado de los Estados Unidos, Madeleine Albright. Visitó Pyongyang en el 2000 para reunirse con el padre de Kim, el fallecido Kim Jong-il. Esperaba concretar una visita del entonces presidente Bill Clinton. Pero fracasó cuando Kim no aceptó un acuerdo de misiles por adelantado.

Corea del Norte aceptó, a prinicipios de los 90, detener y eventualmente desmantelar sus instalaciones nucleares, a cambio de petróleo y ayudas. Pero las negociaciones fueron perdiendo puerza a medida que crecía la evidencia de incumplimiento del pacto.

El presidente George W. Bush adoptó un enfoque más duro. Su administración acusó a Corea del Norte de enriquecer uranio, algo que Pyongyang negó. En 2002, Bush describió a Corea del Norte como parte del "eje del mal".

En 2003. Corea del Norte se retiró oficialmente del Tratado de No Proliferación Nuclear.

En 2006 hizo su primer ensayo nuclear.

La alarma mundial creció y las conversaciones de desarme se intensificación, así que Corea del Norte acordó destruir su central nuclear de Yongbyon como señal de buena voluntad.

Más tarde el presidente Barack Obama intentó compaginar el diálogo con las sanciones.

Pero con la muerte de Kim Jong-il, tomó el relevo su hijo, Kim Jong Un y Pyongyang aceleró sus pruebas nucleares. La más potente de todas se realizó en septiembre del año pasado.

En la sede de Naciones Unidas el presidente estadounidense Donald Trump dijo que "EE.UU. tiene mucha fortaleza y paciencia. Pero si se le fuerza a defenderse, a él mismo o a sus aliados, no tendremos otra elección que destruir por completo Corea del Norte".

Los dos líderes han intercambiado insultos y Trump ha llegado a decir que su botón nuclear es mucho más grande y más poderoso. El próximo acercamiento entre los dos podría darse en una cumbre sin preedentes entre ambos países,posiblemente en mayo.