Última hora

Última hora

La falta de efectivo en Venezuela infla el mito de una nueva moneda regional

Leyendo ahora:

La falta de efectivo en Venezuela infla el mito de una nueva moneda regional

Una mujer muestra billetes de Elorza en su casa, Venezuela, el 19 de marzo
@ Copyright :
REUTERS/Marco Bello
Tamaño de texto Aa Aa

Una remota localidad venezolana ha protagonizado titulares internacionales durante la última semana por emitir su propia moneda pero, como el bolívar, el relato de lo sucedido se ha visto expuesto a una fuerte "inflación".

Días antes de que Nicolás Maduro anunciara la emisión del nuevo bolívar, con el que el dirigente venezolano restaba tres ceros al problema de la hiperinflación en Venezuela, diversos medios internacionales informaban que lejos de Caracas, Elorza había comenzado a emitir su propia moneda regional, paralela a la nacional.

A pesar de la gran difusión de la noticia, fuentes locales consultadas por Euronews descartan que se trate de billetes de curso legal sino de simples "vales" canjeables, como los de alimentación.

El vale se adquiría en la alcaldía y en el complejo cultural, explica Carolina, una mujer que vive en la zona y con familiares que trabajan en la alcaldía de Elorza, pero que prefiere no dar sus nombres. "No quieren hablar con ustedes porque tienen miedo - reciben ayuda del gobierno y no quieren que se la quiten", explica.

Carolina indica que el "vale Elorza", decorados con la cara del líder local de la independencia, José Andrés Elorza, tiene el mismo valor que un bolívar, se obtiene pagando en puntos de venta y las autoridades cobran una comisión del 8% para comprarlo y otro 8% adicional para convertirlo de nuevo a bolívares.

Venezuela tiene la tasa de inflación más alta del mundo. Según una estimación de la Asamblea Nacional, dominada por la oposición, los precios en Venezuela subieron más de un 6.000% en el último año.

La pequeña población de Elorza se sitúa en la remota región de los Llanos. Una larga extensión de tierra, poco densamente poblada, que se extiende a lo largo de la frontera sur de Venezuela. El territorio es conocido por sus abundantes sabanas (territorios completamente planos), donde reina la ganadería y agricultura.

Este área recibe turistas atraídos por la fauna y flora, puesto que es una región muy alejada de las grandes ciudades del centro del país.

Pese a su aislamiento físico, Elorza no ha podido escapar a los problemas ligados a la hiperinflación del bolívar. "No hay efectivo ni para comprar un pasaje de autobús", explica Carlos, venezolano que vive a 45 minutos de Elorza.

Según locales, el vale fue creado para que tanto locales como turistas no tuvieran problemas para consumir durante las festividades del 19 de marzo, y específicamente para ayudar a los vendedores ambulantes.

Un comerciante que participó en las festividades aseguró a Euronews que el mito del billete Elorza se había alimentado en los últimos días, más allá de lo que fue en realidad.

"Se llamaba 'vale Elorza' y fue utilizado como un vale durante las festividades. Todos dicen que lo hizo la empresa Valeven, una compañía que provee tickets y tarjetas de alimentación", corrobora Carolina, residente en Elorza.

"Lo del vale es una iniciativa del gobierno, no de la comunidad: vino directo de la alcaldía", precisa Carolina.

La alcaldía chavista hizo balance de la iniciativa en una publicación en Facebook en la que expresa su intención de que los "billete vale Elorza" siguen en funcionamiento:

"La actividad comercial en provecho de bienes y servicios que estuvo un repunte positivo en el marco de las fiestas en Elorza, con la emisión del billete vale Elorza, como el alcalde Solórzano lo pronosticó, va a seguir circulando para la compra de cualquier bien o adquirir un servicio".

En el mismo comunicado, justificaban su emisión como una medida para combatir la "guerra económica", que es el nombre con el que el gobierno de Maduro se refiere a la actual crisis de abastecimiento generalizado.

Habrá que ver si el "vale Elorza" consigue hacer sombra al bolívar, o se queda en simple moneda de cambio de fiestas populares.