Última hora

Última hora

Los nacionalistas bávaros denuncian la detención de Puigdemont como secuestro

Leyendo ahora:

Los nacionalistas bávaros denuncian la detención de Puigdemont como secuestro

Los nacionalistas bávaros denuncian la detención de Puigdemont como secuestro
Tamaño de texto Aa Aa

El presidente de la formación nacionalista Partido de Baviera, Florian Weber, ha presentado una denuncia penal por la detención de Carles Puigdemont en la oficina de la Fiscalía alemana en Múnich, alegando que el arresto del expresident puede considerarse un secuestro.

El artículo 234a del Código Penal alemán, en el que se basa la querella de los nacionalistas bávaros, penaliza como secuestro a "quién induce a otro, mediante astucia, amenaza o violencia, a moverse en un área fuera del alcance territorial de esta ley, o le impide regresar, y por lo tanto corre el riesgo de ser perseguido por razones políticas".

Weber ha explicado a Euronews que por el momento, se trata de una denuncia contra un sujeto desconocido, porque no saben con precisión quién estuvo implicado en la detención de Puigdemont.

El político bávaro, quien calificó al Estado español de "intransigente", dice que el futuro de Puigdemont se trata de una "cuestión política" y que la justicia alemana debería mantenerse al margen. "Alemania está alimentando el conflicto en España, las protestas tras la detención son la prueba", afirma.

A pesar de la acción legal, Weber no tiene muchas esperanzas en poder evitar la extradición de Puigdemont. A su juicio, la querella "desafortunadamente" no cambiará nada para el líder independentista catalán, pero que en Alemania "puede responsabilizar a la gente y esto arroja una luz sobre lo ocurrido".

En su opinión, la acusación de rebelión, que la justicia española imputa a los líderes independentistas catalanes, no existe en Alemania y que cuando algunos lo comparan con el artículo del Código Penal alemán de alta traición, eso sí constituye una "violación de los derechos humanos fundamentales".

El Partido de Baviera es un partido independentista que defiende la autodeterminación de la rica región alemana del suroeste. A diferencia del secesionismo catalán, nunca ha contado con un apoyo significativo en las urnas. En los comicios de Baviera de 2013 alcanzó un 2,1% de los votos, su mejor resultado desde 1966.

Weber dijo que sus "amigos catalanes" estaban muy adelantados y se refirió a una reciente encuesta elaborada por un periódico local que señalaba que alrededor del 32% de los bávaros quieren independizarse de Alemania. Así que su plan es menos ambicioso y por ahora se centra en hacer más publicidad para su causa para conseguir que más gente se una, y luego presionar para que se celebre un referéndum.