Última hora

Última hora

Ético, ecológico y cooperativo

Leyendo ahora:

Ético, ecológico y cooperativo

Bees-Coop
Tamaño de texto Aa Aa

Para muchas personas, gastar dinero es un acto revolucionario. Cuánto paguemos y a quién influye a la hora de decidir en qué sociedad queremos vivir. De ahí que el Bees Coop, el primer supermercado cooperativo, participativo y sin ánimo de lucro de Bruselas defienda que lo primero es pagar precios justos a los productores. Una decisión en línea con la Comisión Europea que a primeros de abril presentaba una directiva mediante la que "acabar con los abusos en la cadena alimentaria" que sufren los ganaderos y agricultores.

Dounia Tadli, de 25 años, es miembro de la Bees Coop: "Lo que más me gusta es que puedo decidir. Los miembros de la cooperativa tienen voz y voto al elegir los productos del supermercado, los cuales siguen unos criterios medioambientales y éticos. Algo que no es muy común en el resto de supermercados, donde lo primordial es obtener beneficio".

La cooperativa solo está abierta para miembros, que deben comprometerse a trabajar tres horas al mes para poder beneficiarse de productos ecológicos a precios más competitivos. La filosofía del proyecto no es nueva. Sigue la estela de la Park Slope Food Coop en Brooklyn o La Louve en París, establecimientos que defienden que otra forma de consumir, más responsable, justa y ecológica es posible.