Última hora

Última hora

Vasco Lourenço: la Revolución de los Claveles en primera persona

Leyendo ahora:

Vasco Lourenço: la Revolución de los Claveles en primera persona

El coronel Vasco Lourenço participó en la preparación del golpe.
@ Copyright :
Ricardo Figueira
Tamaño de texto Aa Aa

Portugal celebra el 44º aniversario de la Revolución de los Claveles con un desahogo económico y una estabilidad política que no había conocido en los últimos años, marcados por las políticas de austeridad.

El reportero de euronews Ricardo Figueira ha entrevistado a uno de los héroes de la Revolución, el capitán (ahora coronel) Vasco Lourenço.

"Había mucho descontento frente a la situación existente, frente a la guerra colonial" comenta. Durante una reunión de veteranos en 1973, los militares habían llegado a la conclusión de que el bloqueo de la guerra era un problema político, no podría ser resuelto militarmente. "Como he dicho siempre, la mayoría de la gente se queja cuando se ataca al estómago o al bolsillo. Y la guerra tiraba mucho del bolsillo de la gente. Teníamos que aprovechar el descontento" que, recuerda, hervía entre casi todos los grupos sociales.

En septiembre de 1973 hicimos una gran reunión de 136 oficiales en la que definimos una estrategia "para restituir el prestigio de las Fuerzas Armadas" fue así como los militares camuflaron sus intenciones. La idea era reunir el mayor número posible de militares.

Después todo fue bastante rápido.

Ricardo Figueira
Lourenço durante una conferencia en LyonRicardo Figueira

En noviembre de 1973 se produce la primera escisión del grupo, entre quienes querían dar un "cheque el blanco" al nuevo Gobierno y quienes no estaban de acuerdo, entre ellos el propio Lourenço.

En diciembre, se amplía el movimiento a la marina y el Ejército del Aire durante una importante reunión en Óbidos en la que la mayoría de los presentes vota por la opción del golpe militar.

Recuerda que "los Capitanes de Abril", todos con entre 20 y 30 años de edad, tomaron la decisión final de actuar contra el Estado Novo, el régimen autoritario de Antonio de Oliveira Salazar, durante una reunión en Cascais el 5 de marzo de 1974, un mes antes de "la operación".

"La primera decisión: Golpe militar. Ahí decidimos que nos dirigíamos a dar el Golpe de Estado militar. Segunda decisión: preparar y aprobar un programa político, por lo tanto nombrar una comisión inmediatamente para elaborar un programa político. Tercero, escoger a los dos generales que aceptarían tomar el liderazgo una vez consumada la acción. Una vez más, escogimos a [Francisco] da Costa Gomes en primer lugar y a [António] Spínola en segundo lugar" comenta Lourenço.

El régimen sabía que "se estaba cociendo algo". Vasco Lourenço y otros oficiales fueron transferidos a las Azores poco antes del Golpe. Otelo Saraiva de Carvalho le sustituyó como comandante operacional y Lourenço se ve abocado a seguir la Operación Viraje Histórico por la radio desde las Azores. El transistor emitía música.

"Pasé los momentos más largos, tal vez, de mi vida. Desesperado. Andaba tres metros para allá, tres metros para acá... Unos pasos para un lado, unos pasos para otro... Y solo me preguntaba ¿Hemos ganado o hemos perdido? ¿Hemos ganado o hemos perdido?

Hasta que de repente paró la música y oí la repetición del famoso comunicado: Aquí, puesto de mando del Movimiento de las Fuerzas Armadas. Y cuando oí eso me puse a dar saltos, convencido de que ya habíamos ganado y gritando ¡Hemos ganado! ¡Hemos ganado!

Cuando pudo volver a Lisboa el 29 de abril, tras el triunfo de la Revolución, siguió en la comisión coordinadora que organiza la transición democrática, fue consejero del Estado y portavoz.

"Estuve involucrado desde el principio hasta el final y es algo de lo que estoy muy orgulloso. Suelo decir una frase de un poeta, no sé exactamente qué poeta, que dice: Para sentirse realizado una persona tiene que hacer tres cosas en la vida. Escribir un libro, tener un hijo y plantar un árbol. Yo suelo decir que ya he hecho las tres cosas, pero me siento más realizado por que además de esas tres cosas tuve la suerte de participar en el 25 de abril".

Vasco Lourenço ha publicado recientemente un libro sobre su implicación en el movimiento.

Reportaje en portugués