Última hora

Última hora

Víctor Sánchez, ex 'rider' de Deliveroo: "para ellos somos unos revolucionarios que queremos destruir la empresa"

Leyendo ahora:

Víctor Sánchez, ex 'rider' de Deliveroo: "para ellos somos unos revolucionarios que queremos destruir la empresa"

Víctor Sánchez, ex 'rider' de Deliveroo: "para ellos somos unos revolucionarios que queremos destruir la empresa"
Tamaño de texto Aa Aa

Víctor Sánchez puede respirar tranquilo. La Justicia ha dado la razón a este exrepartidor de Deliveroo, que reclamó que su despido era nulo porque la empresa le empleaba como autónomo, cuando en realidad trabajaba como un asalariado. El fallo considera "improcedente" el despido y condena a la empresa a pagar la indemnización correspondiente (700 euros), o a readmitirle.

Contactado por euronews, el abogado y dirigente de la intersindical valenciana Marco Antonio Llerena, se felicita porque "la sentencia desmonta el sistema de falsos autónomos". Sin embargo Deliveroo tiene cinco días para recurrir y cree que es lo que hará la empresa.

La sentencia del tribunal valenciano está en línea con las conclusiones de la Inspección de Trabajo en Madrid y Valencia, que han denunciado en varias ocasiones la situación de los 'falsos autónomos' de la empresa.

¿Por qué los 'riders' son 'falsos autónomos'?

Los motivos, para Víctor, son más que suficientes: era él el que cotizaba a la Seguridad Social en vez de la empresa para ahorrar costes, lo que supone un fraude de ley. Pero además, el ex 'rider' explica que "el poder lo tiene la empresa ya que dan órdenes y sancionan: si te tomas días libres, te reducen las horas de trabajo. Otro ejemplo es que ahora, como pagan por pedidos, redireccionan los pedidos a quienes no se quejan y están siempre disponibles."

Además, Víctor explica que la política de la empresa es: "o lo tomas, o lo dejas". "Ellos consideran que el salario está bien, -añade- y que si no te interesa, contratarán a otro."

Tampoco se negocia con los empleados los cambios en los contratos, que últimamente, han sido varios.

Deliveroo cambió los contratos tras una inspección desfavorable

Respondiendo a las preguntas de euronews, desde Deliveroo nos han respondido que el 'rider' al que hace referencia la sentencia tenía un contrato anterior que "no refleja la forma en que los 'riders' colaboran actualmente" con la empresa. Recuerdan que los tribunales europeos que han examinado los actuales contratos han confirmado que los trabajadores son verdaderos autónomos. Sin embargo, para Víctor García el cambio de contrato no se traduce en un cambio de condiciones:

"A partir del informe de inspección desfavorable, buscaron punto por punto e intentaron esconderlos. A raíz de las investigaciones, Deliveroo comenzó a cambiar los contratos. Primero lo cambiaron, sin consultarnos, y conforme avanzaba la investigación lo fueron cambiando hasta el actual."

Hoy existen dos tipos: uno, el tipo TRADE, por el que el 75% de los ingresos debe provenir de la empresa; en el otro te dejan una supuesta libertad para trabajar con otras empresas, aunque según Víctor "es una falsa libertad ya que facilitan los pedidos a la gente que tiene el contrato TRADE, así que es discriminatorio".

Una sentencia solidaria

Deliveroo intentó evitar el juicio ofreciendo una indemnización a Víctor: "La empresa me propuso una cifra desorbitada que no acepté porque le habría dado la razón. Ellospiensan que somos unos revolucionarios que queremos destruir la empresa y ganar dinero a su costa, lo que es absolutamente incierto."

Para el exrepartidor, la lucha es necesaria para que todos los 'falsos autónomos' puedan tener el apoyo de la Justicia. "Si hubiera aceptado la oferta, no hubiéramos tenido esa sentencia que ahora nos da la razón y que da esperanza a otros trabajadores. Espero que la gente se anime a denunciar y se acabe con este modelo de explotación." -concluye.

Su abogado, Marco Antonio Llerena, recuerda que “el hecho es que son trabajadores por cuenta ajena; para la legislación española, son trabajadores de la empresa” comenta Llerena. "Creemos que la sentencia ayudará a normalizar las relaciones laborales" añade.

Los 'riders' de las empresas de entrega a domicilio son uno de los colectivos con más precariedad. "Los trabajadores son muy baratos, les pagan 3,38 euros por entrega y hasta hace poco no tenían un seguro a todo riesgo. En ciudades con tráfico complicado como Madrid dice que es raro que no haya habido ningún accidente." sentencia.