Última hora

Última hora

El Parlamento rumano aprueba la polémica despenalización parcial del abuso de poder

Leyendo ahora:

El Parlamento rumano aprueba la polémica despenalización parcial del abuso de poder

El Parlamento rumano aprueba la polémica despenalización parcial del abuso de poder
@ Copyright :
Inquam Photos/Octav Ganea via REUTERS
Tamaño de texto Aa Aa

El Parlamento de Rumanía aprobó hoy despenalizar parcialmente el abuso de poder, un cambio legal que puede beneficiar de forma directa al líder del principal partido gobernante, el socialdemócrata Liviu Dragnea, informa la agencia de noticias Agerpress.

La controvertida enmienda del código penal se adoptó con los votos de los gobernantes partidos socialdemócrata PSD y liberal ALDE pese a las protestas de la oposición de centroderecha y de activistas contra la corrupción, que critican la injerencia del Ejecutivo en la labor de la Justicia.

En total, hubo 167 votos a favor de la enmienda, 97 en contra y 19 abstenciones.

Con el cambio legal propuesto por el Ministerio de Justicia, el abuso de poder ya no sería delito si los fiscales no pueden probar que el acusado cometió la infracción para su propio beneficio o para el de familiares directos.

La Fiscalía General del Estado indicó en un comunicado que la enmienda viola la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción al reducir tanto el alcance del delito, indica la agencia Agerpress.

El presidente del país, el conservador Klaus Iohannis, anunció que tratará de impugnar el cambio legal con todos los instrumentos legales a su alcance y que acudirá al Tribunal Constitucional de Rumanía.

"Las enmiendas aprobadas no son solo inútiles sino incluso tóxicas y perjudiciales, y tengo la intención de utilizar todos los instrumentos constitucionales para impugnar estas leyes", declaró Iohannis en Bucarest en declaraciones a la prensa.

El cambio legal amenaza con aumentar las tensiones entre Rumanía y la Comisión Europea, que mantiene bajo supervisión el sistema judicial del país desde su entrada en el bloque en el 2007.

Bruselas había elogiado en los últimos años a la Justicia rumana porque había procesado y encarcelado a cientos de políticos, incluidos ministros y un ex primer ministro, por corrupción.

La Fiscalía Anticorrupción es además la institución mejor valorada por la ciudadanía en las encuestas.

Sin embargo, para el gubernamental Partido Socialdemócrata (PSD) la Justicia se había "politizado" y justificó la reforma porque la dureza de las leyes en Rumanía llevaban a la cárcel a personas por "delitos menores".

El líder del PSD, Liviu Dragnea, fue condenado el mes pasado a tres años y medio de prisión por el Tribunal Supremo por incitar al abuso del cargo en un caso sobre la creación de empleos ficticios.

Dragnea ha negado los cargos y ha recurrido la sentencia.

La oposición considera que el político de 55 años se beneficiaría del cambio legal ya que la condena por abuso no supone un beneficio directo para él o su familia.

Además, aseguran que también le ayudarían a lograr su rehabilitación tras una anterior sentencia de dos años de prisión suspendida por fraude electoral, lo que le impide asumir el cargo de primer ministro.

Activistas rumanos contra la corrupción consideran que esta enmienda impide perseguir penalmente a políticos que abusan de su cargo al otorgar a dedo un contrato a un aliado político que no sea un familiar.

En febrero de 2017 el Gobierno socialdemócrata ya desató la ira de cientos de miles de ciudadanos al aprobar un decreto urgente que suavizaba las leyes contra la corrupción, pero acabó retirándolo ante la masiva ola de protestas, sin precedentes desde la caída del régimen comunista en 1989.

Agencia EFE