Última hora

Última hora

Conoce a los eurodiputados que ganan 100.000 euros o más al año con un segundo empleo

Leyendo ahora:

Conoce a los eurodiputados que ganan 100.000 euros o más al año con un segundo empleo

Conoce a los eurodiputados que ganan 100.000 euros o más al año con un segundo empleo
Tamaño de texto Aa Aa

Un nuevo informe afirma que diez eurodiputados ganan, en promedio, más de 100.000 euros al año con segundos empleos e ingresos externos.

Los autores del estudio, Transparency International, afirman que la práctica provoca conflictos de intereses, lo que impide que los representantes electos dediquen suficiente tiempo a servir a sus electores.

Los eurodiputados ya reciben un salario anual de 101.808 euros, sin impuestos, una importante suma global de 52.992 € y un sinfín de otros beneficios.

Esto significa que los 10 eurodiputados que ganan más de 100.000 euros al año, en promedio, por intereses externos, tienen un total de 250.000 euros o más de ganancia, según el análisis de datos que realizó Euronews para esta investigación.

El eurodiputado italiano Renato Soru, fundador de la empresa de Internet Tiscali, ha sido el que más ha ganado en actividades externas desde el año 2014.

Soru ha ganado al menos 386.875 euros al año en promedio desde 2014, lo que ha hecho que sus ingresos anuales totales superen el medio millón de euros.

El eurodiputado belga Guy Verhofstadt, coordinador del Brexit en el Parlamento Europeo, es el tercero de nuestra lista, con ingresos externos de al menos 230.154 euros al año.

Nigel Farage, que ha llevado realizando una gran labor mediática desde su exitosa campaña para el Brexit hace dos años, ha ganado un promedio de 147.512 euros al año en los últimos cuatro años.

"Los ingresos externos pueden utilizarse potencialmente para efectuar pagos a los miembros a cambio de información privilegiada o acciones legislativas", dijo Transparency International en su informe.

También pueden utilizarse para financiar campañas o partidos ilícitos.

"En 2011, tres eurodiputados fueron capturados por periodistas encubiertos que aceptaron pagos para presentar enmiendas."

Los defensores de la democracia habían dicho que, desde este escándalo, se había regulado la práctica de los segundos trabajos o pluriempleo.

Pero, a pesar de que se está introduciendo un código de conducta, su supervisión ha sido débil, afirmó Transparency International.

También existe la preocupación de entregar a los diputados al Parlamento Europeo una gran suma para cubrir los gastos generales sin tener que justificarlos.

Un grupo de periodistas de investigación intentó conseguir que el Parlamento Europeo revelara en qué estaban gastando sus ingresos los eurodiputados.