Última hora

Última hora

Trump, el elemento volátil de la cumbre de la OTAN

Leyendo ahora:

Trump, el elemento volátil de la cumbre de la OTAN

Trump, el elemento volátil de la cumbre de la OTAN
@ Copyright :
REUTERS/Francois Lenoir
Tamaño de texto Aa Aa

Imprevisible, de temperamento incendiario y voluble, Donald Trump es el elemento inestable que puede hacer saltar por los aires la cumbre de la OTAN que comienza este miércoles en Bruselas.

Antes incluso de tomar tierra en la capital belga, el presidente estadounidense ya había preparado el terreno con sus tuits.

"Muchos países -dice Trump- no solo no cumplen con su contribución a la OTAN del 2 %, sino que además han delinquido al no pagar durante muchos años. ¿Van a reembolsar a Estados Unidos?", se pregunta.

Una cumbre con Putin "más fácil" que con la OTAN

De viva voz, el jefe de la Casa Blanca ha llegado incluso a decir que reunirse con Putin el lunes en Helsinki va a ser más sencillo que hacerlo con sus aliados de la OTAN.

"Nosotros pagamos demasiado y ellos pagan demasiado poco, pero vamos a solucionarlo -señaló el jefe de la Casa Blanca-. Así que por un lado tengo la OTAN, por otro el Reino Unido, que anda un poco revuelto, y por último Putin. Y, francamente, Putin va a ser el más fácil de todos, quién lo hubiera imaginado".

"Queridos Estados Unidos, apreciad a vuestros aliados porque no tenéis tantos", dice Tusk

Este comportamiento exaspera y mucho en el Viejo Continente. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, no se ha mordido la lengua.

"Queridos Estados Unidos, apreciad a vuestros aliados porque no tenéis tantos. Y querida Europa, gasta más en tu defensa, porque todos respetan a un aliado que está bien preparado y equipado. El dinero es importante, pero la solidaridad lo es aún más".

REUTERS/Francois Lenoir
"EEUU, apreciad a vuestros aliados porque no tenéis tantos", dice TuskREUTERS/Francois Lenoir

Una quincena de países miembros de la OTAN no cumplen con el famoso 2 % y unos cuantos, entre ellos, Alemania, Canadá, Italia, Bélgica y España, ni siquiera llegan al 1,4 %.

La batalla de cifras podría hacer naufragar la cumbre. Incluso se baraja la posibilidad de una anulación las maniobras Trident Juncture del próximo otoño en Noruega. Estos ejercicios militares van a ser los más importantes realizadas por la OTAN desde el final de la Guerra Fría, pero Trump podría pedir su suspensión con el pretexto de que van a costar muy caros y de que, además, Rusia podría considerarlos una amenaza y una afrenta.

Así las cosas, aunque responsables de la Alianza dicen que todo en la cumbre está previsto, lo cierto es nada está garantizado, en especial, el estado de ánimo de Donald Trump.