Última hora

Última hora

¿Qué empresas europeas pueden verse afectadas por las sanciones estadounidenses contra Irán?

Leyendo ahora:

¿Qué empresas europeas pueden verse afectadas por las sanciones estadounidenses contra Irán?

¿Qué empresas europeas pueden verse afectadas por las sanciones estadounidenses contra Irán?
@ Copyright :
REUTERS/Raheb Homavandi/File Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Varias grandes empresas europeas se encuentran entre las afectadas por las renovadas sanciones estadounidenses contra Irán, tras el anuncio de Donald Trump de que Estados Unidos se retiraba del acuerdo internacional para contener el programa nuclear de Teherán.

La primera tanda de las llamadas sanciones de "snapback" se volverá a imponer el martes, y la próxima oleada en noviembre. La administración Trump ha amenazado con poner en una lista negra a las empresas que hacen negocios con Irán.

La Unión Europea ha prometido mantener vivo el acuerdo nuclear y proteger a las empresas europeas. Sin embargo, la realidad financiera para muchas empresas es que se sienten obligadas a ceder a lo que la jefa de política exterior de la UE, Federica Mogherini, ha descrito como el "peso de los EEUU".

El lunes, Alemania se comprometió a seguir ofreciendo garantías de exportación e inversión a las empresas que hacen negocios con Irán. El Ministerio de Economía añadió que seguía dialogando con EEUU sobre las exenciones de sanciones para las empresas alemanas.

Echamos un vistazo a los principales sectores de la economía que se verán afectados.

Fabricantes de automóviles

Los fabricantes franceses PSA (Citroen y Peugeot) ostenta alrededor de una tercera parte del mercado en Irán. PSA dijo a principios de junio que estaba suspendiendo su inversión en el país, minimizando el daño al decir que su negocio allí valía menos del uno por ciento de su facturación. Renault ha dicho que quiere mantener su presencia en Irán, pero sin poner en peligro los intereses de la empresa.

También se espera que los fabricantes alemanes se vean afectados. Daimler tiene acuerdos para suministrar camiones Mercedes-Benz. El año pasado Volkswagen anunció sus planes de volver a vender coches en Irán tras años de ausencia del mercado, pero su fuerte presencia en Estados Unidos podría obligar a replantearse la situación.

El fabricante de camiones sueco Scania ha advertido de que podrían perderse todas sus ventas en Irán. La empresa, propiedad de Volkswagen, ha cancelado todos los pedidos que no pudieron ser entregados a mediados de agosto. Su presencia en Irán representa alrededor del cinco por ciento de sus pedidos globales, mientras que Estados Unidos representaba el 13 por ciento en 2017.

Industria

La multinacional alemana Siemens firmó acuerdos en 2016 relacionados con el gas natural. Su director ejecutivo dijo en mayo que no podía hacer ningún nuevo negocio en Irán. La empresa dijo la semana pasada que tenía la intención de respetar las regulaciones de exportación, incluyendo las sanciones de EEUU.

El grupo empresarial del sector petroquímico y energético Total dijo en mayo que abandonaría un acuerdo para desarrollar un yacimiento de gas en Irán. La compañía francesa se había unido al grupo chino CNPC; sin embargo, se estima que su inversión es relativamente pequeña.

El grupo industrial francés Air Liquide dice que ha decidido cesar toda actividad comercial en Irán, al tiempo que deja claro que no tiene "ninguna inversión" en el país.

Transporte de mercancía

El conglomerado naviero danés A.P. Moller-Maersk dijo en mayo que dejaría de trabajar en Irán para acatar las sanciones estadounidenses. El anuncio se produjo cuando el grupo registró pérdidas atribuidas a los movimientos de los tipos de cambio y al aumento de los precios del petróleo.

"Con las sanciones que los estadounidenses van a imponer, no se pueden hacer negocios en Irán si también se tienen negocios en Estados Unidos, y eso es algo que tenemos a gran escala", dijo el director ejecutivo Soren Skou. "Estoy seguro de que también vamos a cerrar en Irán".

El grupo naviero francés CMA CGM anunció en julio el cese de sus operaciones en Irán.

"Debido a la administración Trump, hemos decidido terminar nuestro servicio a Irán. Nuestros competidores chinos están dudando un poco, así que tal vez tengan una relación diferente con Trump, pero nosotros aplicamos las reglas", dijo el Director Ejecutivo Rodolphe Saade.

La constructora naval italiana Fincantieri firmó varios acuerdos con Irán en 2016, y anunció un aumento del 12,5 por ciento en las exportaciones al país el año pasado.

Aviones

Airbus ha anunciado contratos con aerolíneas iraníes para 100 aviones por un valor de 10.000 millones de dólares. Según los informes, sólo tres han sido entregados. Sin embargo, no se espera que la pérdida del mercado iraní tenga un impacto importante en el fabricante de aviones europeo, que tiene pedidos de más de 7.000 aviones en total.

ATR, el fabricante de aviones con sede en Toulouse, consiguió suministrar cinco nuevos aviones a la compañía aérea Iran Air justo antes de la entrada en vigor de las sanciones estadounidenses. Sin embargo, sólo se han entregado 13 del pedido total de 20 aviones, y la llegada del resto es muy dudosa. El grupo también hace negocios en los Estados Unidos y por lo tanto está sujeto a las sanciones.

Ferrocarril

La empresa estatal italiana en quiebra Ferrovie dello Stato firmó un acuerdo en 2017 para construir dos nuevas líneas de alta velocidad en Irán, incluyendo una entre Qom y Arak en el norte.

La empresa suiza Stadler Rail dijo en mayo que abandonaría proyectos en Irán.

Siemens -que dice que respetará las sanciones de Estados Unidos- firmó un acuerdo en 2016 para mejorar la red ferroviaria de Irán, suministrando componentes para 50 locomotoras diesel-eléctricas.

Turismo

British Airways y Lufthansa, que habían reanudado los vuelos directos a Teherán, probablemente tendrán que detenerlos si quieren seguir operando libremente vuelos transatlánticos.

Otros grupos que podrían verse afectados son la cadena francesa AccorHotels, que abrió dos hoteles en el aeropuerto de Teherán en 2015, y la española Melia Hotels International, que firmó un acuerdo en 2016 para gestionar un hotel de cinco estrellas.

Productos farmacéuticos

El grupo francés Sanofi dice que continúa sus actividades en Irán de acuerdo con las normas internacionales, añadiendo que es demasiado pronto para comentar el impacto potencial de las sanciones en sus operaciones.

Bancos

Los bancos alemanes Helaba y el banco DZ Bank, con sede en Frankfurt, han decidido retirarse de Irán tras el anuncio de las sanciones estadounidenses.