Última hora

Última hora

La peor pesadilla de una mujer yazidí

Leyendo ahora:

La peor pesadilla de una mujer yazidí

La peor pesadilla de una mujer yazidí
Tamaño de texto Aa Aa

La joven Ashwaq tenía solo 14 años cuando el autodenominado Estado islámico irrumpió en el corazón del pueblo yazidí, en el norte de Irak. Junto a otras miles de mujeres yazidíes, fue convertida en esclava sexual y comprada por un militante llamado Abu Humam que pagó 100 dólares por ella. Tras ser violada y torturada durante tres meses, la joven consiguió escapar y pedir asilo en Alemania, donde también le acompañaron su madre y uno de sus hermanos. Sin embargo, un día, todo el calvario que había vivido durante meses volvió sin preaviso. Estaba en un supermercado y oyó cómo alguien llamaba su nombre.

"Reconocí su cara enseguida", cuenta la joven. "No era difícil saber quién era. Le recuerdo bien por los golpes que nos daba, y porque le veíamos 24 horas al día. Podría reconocerle en cualquier lugar y a cualquier hora".

Abu Humam le dijo a Ashwaq que sabía dónde vivía y con quién vivía. Petrificada, acudió a la policía alemana que se ha encargado del caso pero que necesita más información para dar con su identidad. Mientras tanto, sigue viviendo con miedo. Por eso, ha decidido volver a vivir en Irak con su familia, donde un campamento de refugiados es ahora a su nuevo hogar.