Última hora

Última hora

25 años después, los acuerdos de Oslo son papel mojado

Leyendo ahora:

25 años después, los acuerdos de Oslo son papel mojado

25 años después, los acuerdos de Oslo son papel mojado
Tamaño de texto Aa Aa

Veinticinco años después de los acuerdos de Oslo, el conflicto palestino-israelí sigue enquistado. La llamada "paz de los valientes" por el entonces presidente estadounidense Bill Clinton cayó en saco roto y la solución de los dos estados sigue pareciendo una utopía.

00:15 interview /Atef Abu Saif /spokesman of Fateh Movement //English

"En 1993, Oslo era esencial para establecer la autoridad palestina, lo que significaba poner a los palestinos en sus tierras. Sin embargo, Israel logró hacer de Oslo un fracaso a través de todos los obstáculos que puso ante el proceso", explica Atef Abu Sai, portavoz de Fatah.

Los acuerdos contemplaban la creación de un Gobierno autónomo, la Autoridad Palestina, capaz de regir en los territorios ocupados por Israel, además de establecer las bases para una paz duradera. Muchos consideran que la participación de Washington fue negativa por su condición de juez y parte.

Fawzy Barhoum, portavoz de Hamás, cree que los acuerdos de Oslo fueron un desastre para el pueblo palestino: "El acuerdo de Oslo fue un desastre para el pueblo palestino. Fue un desastre nacional que resolvió la causa palestina. Era el comienzo del trato del siglo. El pacto acabó con nuestros derechos en Israel y sobre el territorio. El mundo reconoció a Israel y no reconoció los derechos del pueblo palestino, el acuerdo también puso fin a la resistencia palestina como un derecho de los palestinos."

Los continuos asentamientos de los israelíes y el posicionamiento del actual Gobierno, muy escorado a la derecha, no facilita una salida al conflicto. "Israel no ha cumplido todas las disposiciones de la convención, por lo que los resultados fueron adversos para la economía palestina, con las altas tasas de desempleo, la alta tasa de pobreza y el bajo crecimiento económico, que dieron lugar al alto coste de la vida y a la imposibilidad de vivir en Palestina", sostiene el economista Maher Tabbaa.

Varias facciones palestinas, entre las que está Hamás, han pedido el mismo jueves la anulación de los acuerdos de Oslo.