Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Preocupación de las grandes corporaciones en el Reino Unido por el Brexit

Preocupación de las grandes corporaciones en el Reino Unido por el Brexit
Tamaño de texto Aa Aa

Mañana quedarán exactamente seis meses para que el Reino Unido salga de la Unión Europea después de 45 años dentro de ella. Por las negociaciones que se están dando en Bruselas sabemos que ya se tiene el 80 por ciento del acuerdo pero es el 20 por ciento restante el que está siendo particularmente difícil. Y después de la cumbre de Salzburgo la semana pasada, las empresas están obviamente preocupadas.

Tal y como se ha descrito en otras ocasiones hay un miedo proyectado pero ahora que estamos en la recta final del Brexit es difícil descartar algunas de estas preocupaciones.

Algunos líderes de empresas importantes como BMW, Jaguar y Land Rover, grandes fabricantes en el Reino Unido y que dependen de complicadas cadenas de abastecimiento, parecen estar bastante alarmadas y han confrontado a la Primera Ministra, Theresa May, en privado y le han preguntado qué es lo que está sucediendo exactamente.

Otros líderes de empresas importantes han dicho que no sería tan malo como la gente espera.

El jefe de la cadena Wetherspoons también ha dicho que esto se ha estado exagerando.

Sin embargo, la Cámara de Comercio Británica ha llevado a cabo una de las mayores encuestas respecto a las intenciones de las grandes corporaciones y en ella se menciona que casi dos tercios de las empresas no están preparadas para el Brexit y que en el caso de que no se llegara a un acuerdo muchos suspenderían la inversión y el plan de contratación.

El estudio también afirma que un quinto de los negocios dicen que se trasladarían en parte o completamente a la Unión Europea, algo que tendría severas consecuencias para la economía.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, ha venido advirtiendo desde el verano que debería evitarse un no acuerdo a toda costa porque esto podría llevar a una caída de la libra, una subida de la tasa de interés y un mayor desempleo.

Estas advertencias por parte de algunas empresas que son cada vez más frecuentes están intentando presionar al gobierno para que se lleve a cabo ese acuerdo.