Última hora

Última hora

Tímido acercamiento entre Merkel y Erdogan

Leyendo ahora:

Tímido acercamiento entre Merkel y Erdogan

Tímido acercamiento entre Merkel y Erdogan
@ Copyright :
REUTERS/Fabrizio Bensch
Tamaño de texto Aa Aa

El encuentro entre la canciller alemana Angela Merkel y el presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan ha puesto de manifiesto las diferencias entre los dos países en cuanto al Estado de Derecho, la libertad de prensa y las libertades democráticas.

Angela Merkel, recordó que "respecto a todo lo que tiene que ver con una sociedad democrática, libre y abierta, tenemos profundos malentendidos, bueno, más bien puntos de vista distintos, algunas veces son malentendidos pero sobre todo, suelen ser diferencias. No solo se ven en el hecho de que aún hay ciudadanos alemanes detenidos (en Turquía) sino que también van más allá."

Así le hemos retransmitido en directo la rueda de prensa:

Por su parte, el presidente turco Erdogan, defendió las acciones de la Justicia en su país:

"De la misma manera en que yo no puedo interferir o criticar los asuntos de la Justicia alemana, otros no pueden criticar el sistema judicial turco. La Justicia turca es independiente, y yo por mi parte sólo puedo respetar sus decisiones."

Asimismo, Erdogan pidió que extradite a los cientos de partidarios del clérigo Fethullah Gülen que residen en Alemania e instó al Gobierno alemán a que designe a la red de Gülen -a quien culpa de un intento del golpe de 2016- como una organización terrorista.

Ankara también reclama la extradición de decenas de exiliados en Alemania, entre ellos el periodista Can Dündar, cuya presencia estaba prevista aunque finalmente no acudió a la rueda de prensa.

Alemania, sin embargo, exige a Turquía la liberación de cinco ciudadanos alemanes, a los que considera prisioneros políticos.

Diferencias en derechos democráticos, pero intereses económicos comunes

Erdogan llegó a Alemania el jueves para una visita de tres días. Está ansioso por mejorar los lazos con la economía más grande de Europa y asegurar las inversiones para apuntalar una economía en dificultades en casa.

El presidente turco está concentrado en los aspectos económicos y comerciales de su visita, pues necesita ayuda de Berlín en este ámbito para tratar de salvar la actual inestabilidad y afianzar así su posición política.

El presidente busca inversiones y turistas alemanes para tratar de estabilizar su economía -tras la fuerte depreciación de la lira-, así como conseguir el apoyo de Merkel para que en Bruselas se retome la renegociación de la unión aduanera entre la UE y Turquía.