Última hora

Última hora

Adiós a Aznavour, la gran voz de la canción

Leyendo ahora:

Adiós a Aznavour, la gran voz de la canción

Adiós a Aznavour, la gran voz de la canción
Tamaño de texto Aa Aa

Una gran voz de la canción francesa con el timbre velado por la bruma se ha apagado: la de Charles Aznavour, autor, compositor, intérprete, actor, escritor....un artista pura sangre.

Nacido el 22 de mayo de 1924 en una familia de artistas de origen armenio, su padre, antiguo barítono y su madre, actriz, estaban en París a la espera de un visado cuando viene al mundo.

Charles Aznavour da sus primeros pasos como artista en 1946 de la mano de la mítica Edith Piaf, pero su carrera no despega hasta 1960. En esa década escribe e interpreta algunas de sus canciones más conocidas, como , telles que 'La mamma', 'Et pourtant' (1963), 'For me formidable' (1964), 'Que c'est triste Venise' (1964), 'La Boheme' (1965), o 'Emmenez-moi' (1967).

Aznavour se consagra entonces como estrella de la canción francesa. Sus canciones, bosquejos de la vida cotidiana, fragmentos de vida, seducen tanto en Las Vegas como en Moscú.

Pero el crooner francés es también un hombre comprometido. Tras el terremoto que sacude Armenia en 1988, crea una asociación para ayudar a los supervivientes. A lo largo de su vida, tampoco olvida ayudar a los huérfanos del país en el que están sus raíces.

En 1994 viaja a Nagorno Karabach con toneladas de alimentos y de medicinas para los refugiados del conflicto, y dona más de medio millón de euros para la construcción del hospital ortopédico de Yerebuli.

También está presente en 2006 durante las ceremonias a la memoria de genocidio armenio cometido en 1915 por el Imperio Otomano e interpreta el Ave maría en el monumento a los mártires armenios en Ereván en presencia del papa Juan Pablo II.

En 2008 el cantante francés es nombrado ciudadano armenio y un año después, embajador de Armenia en Suiza y representante permanente de Armenia en la ONU en Ginebra.

El presidente francés, Jacques Chirac, le reconoce su estatura de embajador de la canción francesa en el mundo, al nombrarle Oficial de la Legión de Honor en 1997, pero son sobre todo sus pares quienes le rinden homenaje y reconocen su grandeza, como aquí Julio Iglesias, quien no dudaba en señalarle como "el mejor artista del continente europeo"