Última hora

Última hora

Acuerdo en Alemania sobre el futuro de los coches diésel

Leyendo ahora:

Acuerdo en Alemania sobre el futuro de los coches diésel

Acuerdo en Alemania sobre el futuro de los coches diésel
Tamaño de texto Aa Aa

El Gobierno alemán ha presentado este martes el acuerdo alcanzado para el futuro de millones de vehículos diésel antiguos y contaminantes. Después de una reunión de más seis horas que se prolongó hasta la madrugada, la coalición llegó a un consenso.

Sus propietarios tendrán dos opciones: o cambiar de coche con una bonificación o realizar reajustes técnicos en el vehículo.

"Es una buena noticia para los propietarios de coches diésel, especialmente en las áreas con más contaminación", explicaba la ministra de Medio Ambiente, Svenja Schulze.

Uno de los objetivos es que los coches pudieran transitar por varias ciudades que quieren prohibir la circulación de este tipo de vehículos, como Múnich, Stuttgart o Colonia.

Una quinta parte de los cerca de 46,5 millones de coches que hay en Alemania continúan utilizando antiguas clases de diésel.

Pero ahora la pregunta es, ¿quién se hará cargo del enorme coste de actualizar el hardware de los vehículos?

Emmanuelle Chaze, Euronews: "Fabricantes como Daimler y Volkswagen están dispuestos a garantizar bonificaciones de canje. Pero una de las cuestiones que se plantean ahora es la difícil cuestión del reembolso de las piezas de estos vehículos diésel: los reajustes podrían ser demasiado caros según los fabricantes de automóviles y podrían dañar a la industria".

Para la ministra, el coste deben asumirlo los fabricantes:

"Para nosotros los reajustes deben ser pagados por la industria automotriz, cuando sea posible y donde los propietarios de los vehículos elijan. Ellos reciben una oferta de los fabricantes que luego pagan por ello", explicaba Schulze.

Aunque los fabricantes coinciden en subvencionar parte de los cambios algunos se han negado a asumir el coste total, como BMW.

Otros como Daimler y Volkswagen van a considerar la opción, que supondría a la industria decenas de miles millones de euros.