Última hora

Última hora

El príncipe heredero saudí, en el ojo del huracán por el caso Khashoggi

Leyendo ahora:

El príncipe heredero saudí, en el ojo del huracán por el caso Khashoggi

El príncipe heredero saudí, en el ojo del huracán por el caso Khashoggi
Tamaño de texto Aa Aa

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, se ha convertido en el epicentro del escándalo Khashoggi. La prensa estadounidense acumula los indicios que le implican en la desaparición del periodista y disidente saudí, como el hecho de que parte de los presuntos implicados forman parte de su círculo más próximo.

En ese contexto, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, acudió el martes a Riad para tirar simbólicamente de las orejas al heredero. Según Pompeo, a raíz del encuentro, Mohamed bin Salman se ha comprometido a aclarar lo ocurrido y a encontrar a los responsables de la desaparición del periodista y disidente saudí.

También Donald Trump ha hablado por teléfono con el príncipe. En sendos tuit, el presidente estadounidense explica que bin Salman ha negado toda implicación y le ha garantizado que llevará a cabo una investigación completa.

Productos tóxicos en el consulado que fueron eliminados pintando encima, según Erdogan

Entretanto, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha señalado que el registro llevado a cabo en el consulado saudí en Ankara, donde el pasado 2 de octubre entró el periodista Khashoggi para nunca volver a salir, ha revelado la presencia de productos "tóxicos" y de otros materiales que se habrían intentado eliminar pintando encima.

Para añadir más leña al fuego, el consul general saudí huyó de Estambul el martes, horas antes de que el equipo de investigadores entrara a registrar su vivienda.

Cinco de los quince implicados forman parte del círculo personal del heredero saudí

Por su parte, la prensa estaounidense sigue sacando a la luz detalles turbadores. Según The New York Times, cinco de los quince presuntos implicados en la desaparición de Khashoggi son próximos al príncipe saudí. Uno de ellos, Maher Abdulaziz Mutreb, es un acompañante habitual del heredero en sus viajes. Otros tres forman parte de su anillo de seguridad y otro ha sido identificado como un médico forense del Ministerio del Interior saudí.

Esos cinco individuos son parte del grupo de quince funcionarios saudíes que llegaron en dos aviones a Turquía horas antes de que el periodista desapareciera el pasado 2 de octubre en el consulado.

La política estadounidense también está revolucionada, incluso en el campo republicano. En una entrevista en Fox News, el senador Lidsay Graham, próximo a Donald Trump, ha calificado al príncipe bin Salman de hombre "tóxico" y "destructor". "Debe partir", sentenció.

El caso Khashoggi se ha convertido en una piedra en el zapato de la alianza político-militar entre Estados Unidos y Arabia Saudí. La administración Trump se encuentra dividida entre el interés de esta alianza y las peticiones para que tome medidas por el caso Khashoggi.

Los ministros de Asuntos Exteriores del G7 y la UE también piden cuentas y una investigación "creíble y transparente" del reino saudí.

Mike Pompeo estará este miércoles en Turquía. Según la prensa, Ankara dispone de grabaciones de vídeo y audio que demuestran que Khashoggi fue asesinado en la sede diplomática.