Última hora

Última hora

La esperanza para miles de víctimas de amputaciones en Siria

Leyendo ahora:

La esperanza para miles de víctimas de amputaciones en Siria

La esperanza para miles de víctimas de amputaciones en Siria
Tamaño de texto Aa Aa

Ahmet tiene once años. Sufrió la amputación de ambas piernas el año pasado tras un bombardeo en el sur de Damasco. Se entrena con sus dos piernas artificiales personalizadas en el centro del Proyecto Nacional Sirio para Miembros Protésicos. Estamos en Reihanli, en la provincia de Hatay, al sudeste de Turquía. A escasos metros de la frontera con Siria.

6500 piernas y brazos

Al igual que él, miles de refugiados han recibido prótesis de miembros desde la apertura del centro en 2013. 6500 piernas o brazos han sido producidos aquí hasta ahora. El personal es sobre todo sirio, ya que este proyecto se basa en la iniciativa de médicos de la diáspora siria. Desde 2017 ha sido apoyado y financiado por el Departamento de Ayuda Humanitaria de la Unión Europea, en asociación con la ONG Relief International.

El centro tiene una media de dos nuevos pacientes por semana y hay un centenar en lista de espera. Tendrán que pasar dos meses hasta que puedan comenzar el procedimiento para recibir sus prótesis.

Una vez que se toman las medidas, lleva una semana fabricar los miembros artificiales y probarlos. Luego comienza la rehabilitación.

Centros en Turquía y Siria

Los refugiados con amputaciones por debajo de la rodilla tienen hasta dos semanas de entrenamiento. Los casos más complejos pueden llegar a necesitar rehabilitación durante meses.

La organización cuenta con un centro similar en Siria. Allí son 600 las personas en lista de espera. Y no conseguirán una prótesis hasta dentro de seis meses. Atienden a unos 120 pacientes al mes.

Nadie sabe exactamente cuántos sirios han sido heridos hasta ahora en estos siete años de guerra. Una guerra que ha marcado de por vida a una generación.