Última hora

Última hora

Pocas expectativas de cambio hacia Europa, tras las elecciones estadounidenses

Leyendo ahora:

Pocas expectativas de cambio hacia Europa, tras las elecciones estadounidenses

Pocas expectativas de cambio hacia Europa, tras las elecciones estadounidenses
Tamaño de texto Aa Aa

Durante los dos primeros años del mandato de Donald Trump, las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea se han deteriorado.

Entre los contenciosos cabe mencionar la guerra de los aranceles, el embargo contra Irán o las diferencias en materia de lucha contra el cambio climático.

Algunos analistas consideran que la nueva mayoría democráta en el Congreso podría contribuir a rebajar la tensión. Pero otros se muestran escépticos.

"Trump continuará con su agenda nacionalista, seguirá poniendo la soberanía por delante. Seguirá utilizando un lenguaje cargado de racismo y nacionalismo", afirma Corinna Hörst, de la German Marshall Fund. "No creo que Trump vaya a cambiar su opinión sobre el acuerdo climático, o sobre las organizaciones multilaterales o sobre Irán. Sencillamente, habrá más de lo mismo ".

A raíz de la beligerancia de Trump hacia Europa en temas como la OTAN o las relaciones comerciales, Francia sugirió que debía servir de incentivo para reforzar la unidad europea.

Algunos analistas van incluso más lejos. "No podemos romper con Estados Unidos, pero eso no significa que no podamos alcanzar otros acuerdos", afirma Shada Islam, de Friends of Europe. "Es importante crear vínculos con Canadá, Japón, China. Porque no es nuestro enemigo, no es un competidor estratégico. Podemos trabajar con China si nos mantenemos alerta".

Los próximos dos años nos dirán si la asociación transatlántica es un vínculo inquebrantable.