EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Simulacro de atentado en Budapest

Simulacro de atentado en Budapest
Derechos de autor 
Por Euronews
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Objetivo: verificar la capacidad de las distintas autoridades y actores implicados en un caso de emergencia.

PUBLICIDAD

Jóvenes huyendo de una sala de conciertos donde acaba de producirse una explosión. Así empieza el simulacro de emergencia organizado por el Comité de Defensa de la Municipalidad de Budapest.

Los bomberos son los primeros en entrar en el edificio, para evacuar a los heridos. En esta simulación, hay cinco heridos en estado crítico, 15 personas con lesiones graves y varias con heridas leves. No hay víctimas mortales.

Paralelamente a este simulacro de emergencia, el Ayuntamiento de la capital húngara ha llevado a cabo otro.

"Hay un grupo armado en un subterráneo y los miembros del grupo empiezan a disparar, y entonces llegan las fuerzas especiales de las autoridades fiscales. Sus miembros tienen que neutralizar al grupo, y en el lugar encuentran una gran cantidad de tabaco ilegal", explica Peter Domokos, director de la oficina del Gobierno de Budapest.

Fuerzas especiales checas se sumaron a este ejercicio. En total, 25 organizaciones y 300 personas participaron en ambos simulacros. En el papel de los heridos se pusieron alumnos y maestros de una escuela vecina.

"El objetivo de este ejercicio es verificar la capacidad de cooperación entre las autoridades involucradas. Las observaciones recopiladas en antiguos simulacros son bastante alentadoras, pero se han detectado dificultades de idioma cuando han participado extranjeros", cuenta Daniel Bozsik, Euronews, Budapest.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Despliegue policial en los aeropuertos alemanes por una amenaza terrorista

János Bóka: "Europa debe tener relaciones diplomáticas con Rusia"

Las altas temperaturas se convierten en una grave amenaza para las personas sin hogar