Última hora

Última hora

El festival de cine de Tesalónica, un punto de convergencia para el arte

Leyendo ahora:

El festival de cine de Tesalónica, un punto de convergencia para el arte

El festival de cine de Tesalónica, un punto de convergencia para el arte
Tamaño de texto Aa Aa

Doce días llenos de proyecciones, homenajes, eventos e invitados. Más de 230 películas de todo el mundo. Tesalónica acoge la 59ª edición de su festival internacional de cine (TIFF), que ha tenido lugar del 1 al 11 de noviembre.

Aunque no pudo acudir a la gala, el fotógrafo británico Richard Billingham ganó el Golden Alexander, el premio más importante, por su película, "Ray & Liz". El retrato extremo y perturbador de una familia de la periferia de Birmingham, en los años 80, una época de austeridad.

Fotograma de la película "Ray & Liz"

Por su parte el jurado agradeció el alto nivel de las películas de cine internacional.Alfonso de Vilallonga, compositor y miembro del jurado, se mostraba satisfecho con la selección: "Las películas me han parecido muy interesantes por diferentes razones. Pero debo decir que el nivel general ha sido muy alto".

La recepción del público no ha sido muy distinta, muchas de las salas vendieron todas las entradas. Cerca de 80.000 visitantes asistieron al festival este año. En las dos últimas ediciones, el certamen internacional se centraba en un tema. Y este año es un tema clásico, aunque menos conocido el que ha servido de guía a los creadores: la Caritas Romana, La historia de huma mujer que entra a escondidas en una prisión para amamantar a su padre, condenado a morir de hambre.

Basándose en este concepto, el certamen invitó a varios artistas jóvenes griegos para ver películas de la sección internacional y crear trabajos en relación a las mismas. El objetivo es hacer converger varias artes, como explica el director de la muestra, Orestis Andeadakis: "Por segundo año consecutivo decidimos organizar esta exposición con 15 jóvenes artistas griegos. Cada uno de ellos se ha inspirado en una de las películas del certamen internacional. Creemos que el cine no es solo cine. Consideramos que el trabajo artístico debe interactuar entre sí. Los artistas deben dejarse inspirar entre ellos y estar en constante diálogo creativo".

Pero no todo era ver películas, y el certamen dedicó también un tiempo al paladar de sus invitados…En el contexto del Ágora, la sección donde los profesionales de la industria del cine "cocinan" sus futuras películas, el cocinero griego Vasilis Kallidis comparte recetas con los invitados extranjeros.

El festival ha acogido también un gran homenaje al cine “queer” griego, con una selección de 38 cortos y películas que van desde finales de los años 60 hasta la actualidad, que muestran un capítulo menos conocido de la historia del cine griego.

"Para mí, la singularidad del cine “queer” griego es el retraso del desarrollo del movimiento, en términos políticos y cinematográficos, en relación a otros países europeos. Hoy, afortunadamente, tenemos trabajos excepcionales de arte en este campo por parte de directores y artistas. Espero que este déficit cambie hacia un superávit en el futuro. Quizá lleguemos a crear una nueva vanguardia" ,cuenta Constantine Giannaris, director de cine.

Fotograma de la película "A place in the sun"

Uno de los mayores tributos fue dirigido al mundo del dúo artístico chileno conformado por Cristóbal León y Joaquín Cociña. Un alucinante viaje cinematográfico al surrealismo en una película experimental con técnica stop-motion, Lucia. Su obra se representa frecuentemente en museos y bienales.

"Encontramos en el cine un medio en el que podemos desarrollar todos nuestros intereses, intereses visuales, como el arte plástico, la escultura, la pintura. El stop motion es un campo en el que podemos desarrollar todos estos intereses”, explica León.

Fotograma de la película "Lucia"

Más de cinema