Última hora

Última hora

Un icónico cuadro de David Hockney bate el récord de artista vivo más caro

Un icónico cuadro de David Hockney bate el récord de artista vivo más caro
Tamaño de texto Aa Aa

La obra de David Hockey 'Portrait of an artist (Pool with Two Figures)' (Retrato de un artista) se convirtió el jueves en el cuadro más caro del mundo de un artista vivo, después de que se vendiera en Nueva York por un precio récord de 90,3 millones de dólares (79,5 millones de euros).

Fue adquirida después de nueve minutos de intensas pujas durante la subasta de Post-Guerra y Arte Contemporáneo de Christie's en Nueva York el jueves por la noche. El martillo final lo valoró en 80 millones de dólares, pero la prima del comprador elevó su precio a un récord de 90,3 millones de dólares.

El récord anterior estaba en manos de "Baloon Dog (Orange)" de Jeff Koons, que se vendió en 2013 por 58,4 millones de dólares.

Hockney trabajó por primera vez en una pintura similar en 1971 después de haber sido inspirado por dos cuadros yuxtapuestos en el suelo de su estudio.

"Uno era una figura que nadaba bajo el agua y por lo tanto bastante distorsionada... el otro era un niño que miraba algo", recordó Hockey más tarde.

"La idea de pintar dos figuras de diferentes estilos me atrajo tanto que empecé a pintar de inmediato".

La pintura fue destruida unos meses más tarde, pero la idea se le quedó al artista nacido en Bradford, que volvió a visitar el concepto un año más tarde, cuando viajó a Saint-Tropez, en el sur de Francia, con un amigo para escenificar fotografías.

A su regreso a Londres, Hockney trabajó 18 horas al día durante dos semanas para completar el nuevo cuadro antes de su envío a Nueva York.

"Debo admitir que me encantó trabajar en esa pintura", ha dicho Hockney. "Trabajar con tanta intensidad; fue maravilloso hacerlo, realmente emocionante".

Se vendió por primera vez por 18.000 dólares y desde entonces se ha convertido en la obra más emblemática de Hockney.

Christie's no ha publicado el nombre del nuevo propietario del cuadro, pero algunos medios, entre ellos Bloomberg, han informado de que fue adquirido por el multimillonario británico Joe Lewis. Forbes estima que la fortuna de este hombre de 81 años es de 5.000 millones de dólares (4.400 millones de euros).

Algunas de las otras pinturas vendidas durante la noche incluyen "Study of Henriette Moraes Laughing" de Francis Bacon, "Untitled (Rust, Blacks on Plum)" de Mark Rothko y pinturas de Helen Frankenthaler. La venta ascendió a un total de 357,6 millones de dólares (315,4 millones de euros).