Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Una multitud de turistas frustran la visita de Netanyahu al icónico Cristo de Río

Una multitud de turistas frustran la visita de Netanyahu al icónico Cristo de Río
Derechos de autor
AP
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, vio frustrada hoy su visita al Cristo Redentor de Río de Janeiro, cuando su equipo de seguridad, por el elevado número de turistas que estaban en el lugar, le impidió bajarse del carro y conocer el símbolo más representativo de Brasil.

Netanyahu llegó a la base donde se levanta el principal sitio turístico de Río de Janeiro en medio de un fuerte esquema de seguridad, lo que impidió a los autobuses encargados de transportar a los turistas subir a recogerlos y provocó la furia de los visitantes, que abuchearon al mandatario israelí y a su comitiva.

Videos grabados por turistas que estaban en el lugar, que fueron reproducidos por medios locales, muestran a la multitud abucheando a Netanyahu, quien se vio obligado a abandonar el lugar.

A pesar de que el primer ministro de Israel no pudo conocer el icónico Cristo del Corcovado, su esposa y su hijo sí lograron visitarlo.

En el marco de la histórica visita de cinco días que realiza al gigante suramericano, Netanyahu ha aprovechado el tiempo que le ha quedado libre de su agenda para conocer los sitios más representativos de Río de Janeiro, la ciudad más emblemática de Brasil.

Tras el encuentro que sostuvo con Jair Bolsonaro el viernes, con el que anunciaron iniciar una alianza estratégica para cooperar en diferentes áreas, el primer ministro ha sacado tiempo para caminar por la orilla de la playa de Copacabana y subir al turístico cerro de Pan de Azúcar.

Netanyahu, el primer gobernante israelí que visita a Brasil, es uno de los invitados confirmados a la ceremonia de investidura de Bolsonaro el próximo 1 de enero.