Sturgeon dice que May no mueve sus "líneas rojas"

Sturgeon dice que May no mueve sus "líneas rojas"
Derechos de autor
REUTERS/Clodagh Kilcoyne
Tamaño de texto Aa Aa

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, afirmó hoy que la jefa del Gobierno británico, Theresa May, no tiene intención de "abandonar sus líneas rojas" en las conversaciones que mantiene con la oposición para tratar de desbloquear la crisis política del Brexit.

En un artículo publicado hoy en el diario escocés "The Scotsman", Sturgeon señaló que May no ha hecho "ningún intento por unir a la gente y buscar consenso, a pesar del compromiso claro de hacerlo" ni de "reconocer la naturaleza limitada del apoyo a la salida (de la Unión Europea)", dejando fuera a los que apoyaron la permanencia.

En el referéndum de 2016, un 52 % apoyó el divorcio de Bruselas, mientras un 48 % (en Escocia fue un 62 %) optó por la permanencia.

"No hay indicios, a pesar de su afirmación de que tiene la intención de escuchar a otras partes, de que va a abandonar sus 'líneas rojas', que son responsables de la grave situación en que se encuentran Escocia y el Reino Unido en la actualidad", indicó.

Tras superar ayer una moción de censura, May inició una ronda de contactos con los representantes de la oposición que continúa hoy a fin de poder explorar zonas de acuerdo que permitan fijar los próximos pasos en la gestión del Brexit, después de que el Parlamento rechazase el martes su pacto consensuado con Bruselas.

A 71 días del 29 de marzo, la fecha prevista para la partida de la Unión Europea (UE), el Reino Unido está sumido en una profunda crisis política por el desacuerdo sobre los términos de la salida.

El dirigente del Partido Nacionalista Escocés (SNP) en los Comunes, Ian Blackford, dijo, tras su primer encuentro con la primera ministra, que la formación que dirige Sturgeon solo profundizará en los contactos si se elimina la opción de un no acuerdo, se extiende el artículo 50 (del Tratado de Lisboa) y hay un nuevo referéndum.

Esta opción la apoyan también el Partido Laborista, que se ha negado a encontrarse con May hasta que excluya la opción de una salida abrupta, el Liberal Demócrata y el galés Plaid Cymru.

En su artículo de hoy, Sturgeon instó a la primera ministra a "tomar en cuenta las opiniones de los demás", ya que, destacó, "no hay ninguna posibilidad de que el acuerdo actual se apruebe en un segundo intento", aludiendo a la posibilidad de que pueda convocarse una segunda votación sobre el tratado.

May, según Sturgeon, debe considerar la celebración de un nuevo referéndum que incluya la posibilidad de continuar en el club comunitario, puesto que dos de las cuatro naciones que conforman el Reino Unido (Escocia e Irlanda del Norte) así lo decidieron.

Precisó, sin embargo, que una nueva consulta "no garantizaría que los deseos de Escocia prevalecerán", y que "la única forma de garantizar esa garantía democrática" es que Escocia "sea un país independiente".

"De hecho, los costes para Escocia de no ser independiente nunca han sido más claros. Pero cualquiera que sea el futuro constitucional de Escocia, será de interés para el Reino Unido tener la relación más estrecha posible con Europa, y es hora de volver a plantear la cuestión de la pertenencia a la UE", sostuvo. EFE