Francia y Alemania impulsan el proyecto europeo

Francia y Alemania impulsan el proyecto europeo
Derechos de autor
REUTERS/Thilo Schmuelgen
Tamaño de texto Aa Aa

Angela Merkel y Emmanuel Macron certifican la alianza franco-germana frente a los populismos. Ambos dirigentes han firmado en la ciudad alemana de Aquisgrán, un lugar de gran valor simbólico por su influencia europeísta, un tratado que es la extensión del sellado en 1963 por Charles de Gaulle y Konrad Adenauer. Las turbulencias actuales han obligado a actuar a los dos principales líderes comunitarios.

"En nuestros países el nacionalismo y el populismo van en aumento. Por primera vez, con Gran Bretaña, un país abandona la Unión Europea. El multilateralismo está bajo presión en todo el mundo, ya sea en la cooperación climática, en el comercio mundial, en la aceptación de las instituciones internacionales e incluso en las Naciones Unidos. Setenta y cuatro años, lo que supone una vida humana, después del final de la Segunda Guerra Mundial, parece que todo eso está siendo cuestionado de nuevo", ha manifestado la canciller alemana.

El presidente francés ha considerado el nuevo tratado "indispensable" y además ha señalado que supone una nueva etapa en las relaciones entre París y Berlín: "Los que olvidan el valor de la reconciliación franco-alemana son cómplices de crímenes del pasado, los que caricaturizan o difunden mentiras dañan nuestra historia y a nuestros pueblos, a quienes pretenden defender, haciendo tartamudear nuestras historias".

Como medidas concretas, el documento refuerza la cooperación bilateral en materias como educación, cultura y economía. Por otro lado, impulsa el fortalecimiento europeo frente a las amenazas, defiende una política exterior y de defensa y seguridad común y aboga por la convergencia económica y fiscal. En los exteriores del ayuntamiento de Aquisgrán se han convocado cuatro manifestaciones, en las que se ha podido ver a grupos proeuropeos y a simpatizantes alemanes de los chalecos amarillos.